Salud

Análisis genómico descarta que médico limonense tuviera una variante más transmisible o agresiva del virus

Paciente, fallecido este martes, se complicó por covid pese a tener esquema completo de vacuna. Inciensa no halló variantes surgidas en Reino Unido, Sudáfrica o Brasil.

El médico limonense fallecido este martes por complicaciones de covid-19, no portaba ninguna de las variante del virus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad, que la hiciera más transmisible, agresiva o que “escapara” de la acción de las vacunas.

La información descarta una de las hipótesis para explicar la gravedad del paciente, pese a haber recibido las dos dosis de la vacuna.

El Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (Inciensa), encargado de realizar estos análisis en los que se estudia el virus gen por gen, descartó la presencia de una de las llamadas “variantes de preocupación” (VOC, por sus siglas en inglés).

Estas variantes, que fueron descubiertas en Reino Unido, Sudáfrica y Brasil, podrían hacer que el virus fuera más transmisible, potencialmente más letal, y, en algunos casos, restarle efectividad a algunas de las vacunas contra la covid-19.

Pero este no fue el caso con el médico limonense, identificado como Jorge Ramírez, de 66 años.

“El Inciensa identificó que el genoma de SARS-CoV-2 del médico limonense; que enfermó de covid-19 luego se recibir las dos dosis de vacunación, no corresponde a ninguna de las variantes de preocupación y de interés reconocidas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), a la fecha”, destacó el Inciensa en un comunicado de prensa.

Otra de las hipótesis que se manejaba es una falla vacunal, que se puede producir, entre otros factores por padecimientos del paciente. En este caso, diabetes y un sobrepeso importante.

El deceso se produjo en el Hospital México, debido a una infección bacteriana pulmonar, informó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Variante con mutación en estudio

El análsisis genómico encontró que el profesional portaba un linaje (clasificación donde se ubican las variantes) cada vez más común en Costa Rica. En el que hay una mutación específica que está en estudio para ver su impacto de transmisibilidad y posible evasión de anticuerpos.

“Se detectó que pertenece al linaje A.2.5, cuya presencia ha aumentado entre los genomas analizados en nuestro país, a partir de las primeras semanas epidemiológicas del presente año”, indicó el comunicado.

Este linaje presenta una mutación llamada L452R, presente en la proteína espícula o espiga del virus (también conocida como Spike, o S en inglés). Esta proteína es clave, pues es la puerta de entrada del virus a las células humanas.

Esta mutación está presente en variantes detectadas inicialmente en California. Esta no sería la misma variante, pero sí compartirían esta mutación.

Estudios preliminares indican que posiblemente esta mutación le conferiría algún tipo de beneficio al virus como el “escapar” de nuestro sistema inmune y conferirle más posibilidades de replicarse, pero aún está en estudio.

Irene Rodríguez

Periodista en la sección El País. Máster en Salud Pública con Énfasis en Gerencia de la Salud en la Universidad de Costa Rica. Ganó el Premio Nacional de Periodismo Científico del Conicit 2013-2014, el premio Health Systems Global 2018 y la mención honorífica al Premio Nacional de Periodismo de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017-2018.