Michelle Soto. 24 agosto, 2015

Cuatro parques nacionales acapararon el 61% de la visitación turística a las áreas silvestres protegidas en el 2014.

Manuel Antonio, Ballena y los volcanes Poás e Irazú recibieron 1,06 millones de turistas, según el informe anual del Sistema de Evaluación del Mejoramiento Continuo de la Calidad (Semec), elaborado por el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac).

En detalle, Manuel Antonio registró 379.608 visitas; Poás reportó 342.516; Irazú un total de 191.698 personas y Ballena 150.756 turistas.

Preferencia. La tendencia de visitación fue observada por el Sinac desde el 2011, lapso en el que Manuel Antonio ha incrementado su recepción de turistas en una tasa cercana al 6% anual.

“El Parque Nacional Manuel Antonio es el destino de naturaleza con mayor demanda de la oferta del Sinac para turistas no residentes (extranjeros) y el tercero para turistas residentes (nacionales)”, se lee en el informe del Semec para 2014.

Por su cercanía con la capital, el volcán Poás también es apetecido por los extranjeros, mientras el turismo nacional prefiere ir al volcán Irazú y al Parque Nacional Marino Ballena, en el Pacífico sur.

“La visitación del Parque Nacional Volcán Irazú experimentó, en 2012 y 2013, tasas de crecimiento mayores (8,5% y 10,4%, respectivamente) que los años anteriores. Ha sido la visitación de residentes la que ha mantenido en crecimiento la visitación global a este parque”, señaló el Semec.

En cuanto al Parque Nacional Marino Ballena , este mostró un crecimiento significativo en los últimos ocho años; el 80% de su turismo lo componen ciudadanos residentes en el país.

“Es un destino familiar, en el cual los clientes presentan un cierto grado de fidelidad con el destino, ya que una gran parte de los visitantes llegan varias veces al año”, dice el informe.

Otros destinos. En el 2014, 34 áreas silvestres protegidas reportaron que recibieron un total de 1,78 millones de excursionistas.

El 53% de estos turistas eran extranjeros, y el 47%, nacionales o residentes.

Aunque el país cuenta con 166 áreas silvestres protegidas, no en todas se permite el turismo.

Esta actividad solo se puede realizar en parques nacionales, refugios de vida silvestre, reservas biológicas y en el Monumento Nacional Guayabo. Respecto al 2013, el año pasado se incrementaron las visitas a áreas silvestres protegidas en 105.808 personas. La cantidad de áreas silvestres visitadas se mantuvo igual.