Irene Rodríguez. 30 octubre, 2019

(Video) ¿Cómo ayudar a una persona en riesgo suicida?

El año pasado, el servicio 9-1-1 atendió 6.851 llamadas sobre intentos de suicidio, un promedio mensual de 571. Por cada 100.000 habitantes, hubo 46 mujeres y 29 hombres que atentaron contra su vida. Un aumento “considerable” en los últimos cinco años, según las autoridades de salud.

A esto hay que sumar el que puede existir un subregistro de personas que no llaman, ya que llegan directamente a los centros de salud o son manejados por otros medios.

Datos de Vigilancia de la Salud del Ministerio de Salud indican que los más afectados son las personas entre los 15 y los 19 años.

Por esta razón el Colegio de Profesionales en Psicología lanzó la campaña "Aquí Estoy", que, a través de consejos, videos y una línea de ayuda gratuita buscan prevenir que las personas se autolesionen.

“El bienestar y la salud mental está en manos de todos. Todos somos guardianes de la vida y todos podemos tocar vidas y salvarlas. No podemos encerrarnos en nosotros mismos. Debemos ayudar, escuchar, acompañar y llevar de la mano a la gente a buscar ayuda”, manifestó Oscar Valverde, presidente del Colegio de Profesionales en Psicología.

Según Valverde, la campaña se llama “Aquí estoy” por dos razones. La primera es para decir que las personas que están pasando situaciones desagradables en su vida sí están y no pueden invisibilizarse.

La segunda es porque eso es lo que debemos, como sociedad e individuos, decirles a quienes tenemos alrededor y necesitan nuestro apoyo.

FUENTE: Campaña Aquí Estoy. DISEÑO/LA NACIÓN.

Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Ministerio de Salud, el Ministerio de Educación Pública (MEP), el Viceministerio de Juventud y el Colegio de Licenciados y Profesores (Colypro).

La información se encuentra en la página www.aquiestoy.cr. Además, las personas pueden llamar al 2272 3774 de lunes a viernes de 8 a. m. a 5 p. m., donde serán atendidos por profesionales en Psicología. Fuera de esas horas, el 9-1-1 atenderá emergencias.

Hablar, pero escuchar aún más

Para los especialistas, muchas personas no le preguntan directamente a alguien que si ha pensado en quitarse la vida porque piensan que le “darán ideas” y más bien podría tomar esta decisión.

No obstante, la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que, si una persona no ha pensado en eso el preguntarlo no va a influir, y que, si ya lo pensó, más bien la motivará a hablar sobre su salud mental.

“Todos podemos ser esa persona que escucha, acompaña y previene. A veces nos alarmamos por las cifras, pero no sabemos cuándo nos puede tocar. Yo una vez lo fui de un compañero profesor. A nosotros nos toca también saber cuándo acompañar, apoyar y ayudar”, destacó Fernando López, presidente del Colypro.

La solución, de acuerdo con Alejandra Zúñiga, viceministra de salud, consiste en un engranaje social que incluya a las familias, los centros educativos, las comunidades, los grupos religiosos y los gobiernos, tanto locales como el nacional.

“Es una realidad que nos toca a todos”, concluyó la viceministra.