Mediante recursos interactivos, el recinto también cuenta cómo ha evolucionado el país en las áreas de energía y electricidad

Por: Silvia Artavia 10 octubre, 2017
La interactividad es uno de los atributos de la nueva sala de Grupo ICE en el Museo de los Niños.
La interactividad es uno de los atributos de la nueva sala de Grupo ICE en el Museo de los Niños.

¿Cómo ha avanzado Costa Rica en ámbitos fundamentales para su desarrollo como la energía, la electricidad y las telecomunicaciones? Una moderna sala del Grupo ICE en el Museo de los Niños, tiene la respuesta.

El recinto de 160 metros cuadrados e inaugurado este martes, se ubica en el mismo sitio donde se encontraba la sala patrocinada por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) desde que abrió sus puertas el museo, en 1994.

Sin embargo, desde hace unos 15 años no se realizaban cambios en este espacio, razón por la cual, la actual remodelación supone toda una novedad y es abundante en tecnología avanzada y recursos didácticos.

La restauración fue posible gracias a un convenio entre Grupo ICE y la Fundación Ayúdenos Para Ayudar, entidad a cargo del Centro Costarricense de Ciencia y Cultura, donde se ubica el Museo de los Niños, en San José centro.

Epicentro de diversión

El nuevo espacio, llamado Experimentando con la energía y las telecomunicaciones, ofrece a los visitantes 23 módulos de aprendizaje y entretenimiento.

Por medio de elementos interactivos, el recorrido cuenta a los pequeños todo tipo de detalles sobre el avance en energía, electricidad y telecomunicaciones que ha tenido el país.

Gloria Bejarano, fundadora del museo, participó en el acto de inauguración de la sala, realizado este martes.
Gloria Bejarano, fundadora del museo, participó en el acto de inauguración de la sala, realizado este martes.

Por ejemplo, con juegos y experimentos, los chicos conocen sobre producción energética, en un recorrido que se inicia con la historia de la electrificación y que culmina con el actual modelo eléctrico, basado en fuentes renovables.

En el área dedicada a las telecomunicaciones, es posible interactuar con dispositivos como el telégrafo, un aparato que, por medio de señales eléctricas, transmitía textos codificados. Usaba, por ejemplo, el código Morse, un sistema de representación de letras y números.

Ahí mismo se pueden observar y manipular diversos tipos de teléfonos, los cuales evolucionaron hasta el celular.

La travesía culmina con un módulo dedicado a las últimas tendencias en fibra óptica y transmisión de datos. Por eso, en ese punto, un simulador que echa mano de la realidad virtual, hace a los espectadores pensar que se encuentran en una ciudad inteligente.

Planificado diseño

Mónica Riveros, directora ejecutiva del Museo de los Niños, dijo que la apertura intenta fortalecer el compromiso de esta institución de acercar a los niños, jóvenes y adultos al mundo de la ciencia y la tecnología de una forma lúdica e interactiva.

La planificación del diseño de la novedosa sala tomó en cuenta criterios arquitectónicos empleados en otros museos infantiles del mundo y, además, contempló los contenidos académicos oficiales del Ministerio de Educación Pública (MEP).

Puede visitar el nuevo espacio cualquier día de la semana, a excepción de los lunes. El horario es de 8 a. m. a 4:30 p. m. de martes a viernes, y de 9:30 a. m. a 5 p. m. los sábados y domingos.

El costo de la entrada es de ¢2.000 para niños y ¢2.200 para mayores de 15 años.