Cables

OMS privilegia la pista de transmisión del coronavirus por un animal

Especialistas rechazan la hipótesis de una fuga de laboratorio como origen del virus

Wuhan, China. Los expertos de la OMS que visitaron Wuhan consideraron este martes como “la más probable” la pista de una transmisión del coronavirus por un animal intermedio, al término de su misión en esta ciudad de China golpeada primero por la pandemia.

Más de un año después del descubrimiento de los primeros casos de contaminación en esta metrópoli de 11 millones de habitantes, dejaron de lado la hipótesis de una fuga de laboratorio, sin descartar la de transmisión por productos congelados, favorecida por Pekín.

La hipótesis más probable para explicar el origen de la epidemia sigue siendo la de la contaminación de los humanos por un animal “intermedio”, declaró el jefe de misión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Peter Ben Embarek, en conferencia de prensa.

Evitar nuevas epidemias similares era el objetivo de la misión de la OMS en China para desentrañar el origen del nuevo coronavirus, pero, más allá de descartar casi por completo que el virus se fugara de un laboratorio de Wuhan, no logró identificar el animal que pudo transmitirlo al hombre.

Una transmisión del coronavirus de un animal a otro y después al hombre es la hipótesis “más probable”, dijo en rueda de prensa Peter Ben Embarek, jefe de la delegación. Pero se necesitan “investigaciones más específicas”.

“Sería interesante examinar si un animal salvaje congelado que fue infectado podría haber sido el vector potencial”, agregó.

La transmisión a partir de un animal es probable, pero “no ha sido aún identificado”, manifestó -por su parte- Liang Wannian, jefe del equipo de científicos chinos que trabajaron junto a los de la OMS en Wuhan, donde se registraron los primeros casos a fines del 2019.

La misión de la OMS tuvo dificultades para concretarse, ya que China era reticente a dejar entrar al país especialistas mundiales de diferentes disciplinas como la epidemiología, pero también la zoología.

La OMS ya ha advertido que habrá que armarse de paciencia para encontrar respuestas.

La administración del anterior presidente de Estados Unidos, Donald Trump, había acusado a jun laboratorio del Instituto de Virología de Wuhan de haber dejado escapar -aunque fuese involuntariamente- el virus que originó la pandemia.

’Desconocido’

China informó en los últimos meses de numerosas muestras “positivas” de coronavirus en productos alimenticios importados del extranjero.

La hipótesis de una contaminación por la cadena de frío es a menudo mencionada por medios chinos, porque tiende a dar crédito a la versión de una importación del virsus.

En cuanto al mercado de Huanan de Wuhan, primer foco conocido de covid-19 donde se vendían productos frescos habituales pero también animales salvajes vivos, “su papel exacto” en la propagación del virus “sigue siendo desconocido”, aseveró Ben Embarek.

La presencia de conejos, hurones y ratas de bambú en el lugar de venta los convierte en sospechosos potenciales, señaló Marion Koopmans, otro miembro de la delegación.

Fue en Wuhan que se reportaron los primeros casos de covid-19 en diciembre del 2019. Según Ben Embarek, no se encontraron pruebas de que hubiera enfermos en la ciudad antes de esa fecha.

Esta misión de la OMS ha sido considerada sumamente importante para tratar de luchar contra epidemias futuras.

Obstáculos

Último signo de la sensibilidad del asunto, la conferencia de prensa anunciada primero por la OMS para la tarde fue adelantada en media hora por el Ministerio de Asuntos Exteriores chino.

La misión de la OMS habrá estado marcada hasta el final por la imprevisibilidad.

A inicios de enero, el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, expresó públicamente su “decepción” cuando la salida de la misión fue retrasada una semana, con algunos expertos ya en el avión.

Finalmente en Wuhan el 14 de enero, los investigadores tuvieron que hacer una cuarentena de dos semanas, el procedimiento habitual para todo viajero procedente del extranjero.

Seguidos por todo lado por un multitud de periodistas chinos e internacionales, los expertos finalmente pudieron tuitear y dar entrevistas por teléfono.

Uno de ellos, Peter Daszak, un zoologista que dirige la EcoHealth en Estados Unidos, afirmó el viernes que el equipo había tenido acceso a todos los lugares que deseaba.

Los especialistas visitaron el Instituto de Virología de Wuhan y el mercado Huanan.

Sin embargo, otro miembro de la delegación, Thea Fischer, declaró el martes a la prensa que no había podido obtener de China los “datos brutos” que quería.

“Debo confiar en la enorme cantidad de datos que se analizaron y que me han sido presentados”, manifestó.