Vistazo al mundo

Cristiana Chamorro, la periodista opositora que causa gran temor a Daniel Ortega y Rosario Murillo

En Vistazo al Mundo, el rostro más visible de la oposición de Nicaragua es el más reciente blanco de la represión orteguista

Si preferís recibir este blog en tu correo electrónico, registrate al boletín Vistazo al Mundo desde este enlace.

__________________________________

La periodista Cristiana Chamorro anunció su aspiración presidencial en enero y desde entonces se ha convertido en la gran preocupación del mandatario Daniel Ortega y su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, quienes intentarían reelegirse en los comicios del 7 de noviembre por tercera vez consecutiva.

Cristiana, de 67 años, representa el rostro más visible de la oposición en Nicaragua. La dirigente se encuentra bajo arresto domiciliario desde el miércoles tras una acusación de lavado de activos presentada por el gobierno orteguista.

Es hija de Violeta Barrios de Chamorro, la mujer que venció en las urnas en 1990 al primer gobierno de Ortega y su papá es Pedro Joaquín Chamorro, periodista asesinado a balazos en 1978 por la dictadura somocista.

“Los padres de la ahora precandidata presidencial vetada son un referente de la democracia y la libertad en Nicaragua frente a las dictaduras y los regímenes autoritarios que asolan este país desde hace más de medio siglo”, reseña el periodista Wilfredo Miranda en un artículo publicado en el diario El País América.

En 1979 empezó como reportera en La Prensa, el diario que su madre había gestionado desde el asesinato de su esposo. Actualmente, Cristiana es la vicepresidenta del medio.

También es hermana de Carlos Fernando Chamorro, director del diario digital Confidencial, crítico del régimen, que ha sido allanado en dos ocasiones por la Policía nicaragüense.

“Su familia ha sido por siglos no solo una de las más ricas, sino también una de las más poderosas del país: cinco de sus ancestros, incluida su madre, fueron presidentes de Nicaragua”, señala un reportaje de BBC Mundo.

La persecución contra Cristiana comenzó hace tres semanas cuando el gobierno ordenó a la Fiscalía una investigación por el delito de lavado de activos contra la Fundación Violeta, donde fue directora, por supuestas inconsistencias en los informes financieros.

La fundación debió cerrar operaciones en febrero afectada por una ley aprobada por el Congreso oficialista, que exigía reportar sus ingresos de fuentes externas y declararse como agente extranjero.

La opositora considera estas acusaciones como una “farsa” para evitar su participación en las elecciones, ya que la ley nicaragüense impide postular a cargos públicos a personas con proceso penal abierto.

De acuerdo con la agencia AFP, la candidatura de Cristiana le hizo poca gracia a Rosario Murillo.

“Se creen ungidos ¿por quién?, ni siquiera su trayectoria de vida los defiende (...) vende patrias son y no solo el personaje o la personaje, sino una historia de familia que de patrimonio heroico no tiene nada”, dijo la primera dama a inicios de año.

Cristiana cuenta con un 13,3% de respaldo ciudadano, según un sondeo en enero de la firma Cid Gallup, lo que la sitúa por encima de otros aspirantes opositores a la silla presidencial.

El martes, poco después inscribirse para participar en el proceso interno del partido Ciudadanos por la Libertad, que luego escogerá un candidato opositor único, la Fiscalía de Nicaragua abrió un proceso en contra de la periodista por “delitos de gestión abusiva, falsedad ideológica en concurso real con el delito de lavado de dinero, bienes y activos”.

Asimismo, pidió su inhabilitación política “por no estar en pleno goce de sus derechos civiles y políticos, por encontrarse en un proceso penal investigativo”. Esta fue decretada por la jueza sandinista Karen Chavarría Morales.

Luego, el miércoles, poco antes de iniciar una conferencia de prensa que había convocado para condenar su propia inhabilitación, la vivienda de Chamorro Barrios fue allanada por la Policía y la dirigente fue puesta bajo arresto domiciliario. Desde entonces se encuentra incomunicada.

En la casa también se encuentra detenida su hija y el personal de servicio.

Tanto Cristiana como su familia aseguran que se trata de una maniobra política para evitar que se postule a las elecciones presidenciales.

Como ya lo advirtió Luis Almagro, secretario general de la OEA, con este escenario de represión, Nicaragua se enrumba hacia “las peores elecciones posibles”.

__________________________________

Otras informaciones relevantes de la semana

⇒ Los peruanos, que han tenido cuatro presidentes desde el 2018, eligen este domingo a su nuevo mandatario entre la derechista Keiko Fujimori y el izquierdista Pedro Castillo, en un balotaje que genera polarización y temores. En la actualidad, el país lidera a nivel mundial la tasa de mortalidad per cápita por covid-19.

Además de la pandemia y la recesión económica, la persona que asuma la presidencia deberá enfrentar otros retos como la inestabilidad política, un congreso fragmentado, la informalidad laboral, la deficiente gestión pública y la corrupción.

⇒ México también acude a las urnas el domingo en las elecciones legislativas de medio periodo. Los comicios se celebrarán tras una campaña sangrienta que se salda con 89 políticos asesinados desde setiembre. De ellos, 35 eran candidatos, según la consultora Etellekt.

__________________________________

Si tenés algún comentario o consulta podés escribirme a ximena.alfaro@nacion.com.

En caso de que te interese recibir este blog en tu correo electrónico, registrate al boletín Vistazo al Mundo desde este enlace.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.