El Explicador

España y Chile superan el 70% de vacunados contra covid-19; así va la pandemia

Las curvas de nuevos casos, hospitalizaciones y muertes de covid-19 en Chile y España van radicalmente a la baja. Ambos países tienen más del 70% de su población con vacunación completa. No se puede hablar de inmunidad de rebaño, pero sus gestiones de la pandemia son ejemplares en octubre de 2021.

Desde el 2020, cuando aparecieron las vacunas contra la covid-19, y con mayor fuerza a comienzos de 2021, cuando varios países del mundo comenzaron las campañas de vacunación, se habló de una meta del 70% de personas vacunadas para alcanzar la inmunidad de rebaño.

Comenzando octubre de 2021, algunos países como España y Chile llevan días con más del 70% de su población totalmente inmunizada (con esquemas de vacunación completos, de una o dos dosis). Pero ahora se dice que no se alcanzará el efecto rebaño de inmunidad colectiva hasta que un 90% o 95% de la población esté vacunada. En gran medida, esto se debe a la variante delta del coronavirus, mucho más contagiosa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dijo en agosto que vale más que el mundo se concentre en seguir vacunando que en buscar la cifra para alcanzar la inmunidad colectiva. El problema para llegar a este fenómeno en el cual una parte de la población es inmune a la covid-19 es que las vacunas que tenemos a disposición no impiden que nos sigamos enfermando ni que el coronavirus siga circulando.

No obstante, tanto España como Chile viven momentos mucho menos alarmantes en materia de nuevos casos, hospitalizaciones y fallecimientos de covid-19 que otros países que permanecen alejados del 70% de personas full vacunadas, como es el caso de Costa Rica. En Chile y España, aunque no se pueda hablar de inmunidad de rebaño o inmunidad de grupo, la cosa va mucho mejor.

España, de hecho, está en “riesgo bajo” por covid-19, según anunciaron este 7 de octubre las autoridades de ese país. Es la primera vez que la incidencia baja de 50 casos por 100.000 habitantes (48,92 este jueves), desde el 28 de julio de 2020.

A continuación comparamos estadísticas de estos países para saber cómo avanza la pandemia en dos naciones que tienen más del 70% de sus habitantes vacunados.

Estadísticas positivas en España y Chile

Para el 4 de octubre de 2021, Chile tenía al 74,1% de su población totalmente vacunada. Llegó al 70% el pasado 26 de agosto.

En España, donde el 77,7% de la población está full vacunada contra el coronavirus, el país alcanzó la meta del 70% el pasado 31 de agosto.

En los dos países las estadísticas de vacunación se reflejan para bien en cuanto a casos nuevos, hospitalizaciones y fallecimientos de covid-19.

Estas son las curvas de casos nuevos detectados por día en las dos naciones:

Chile

España

Y estas las curvas de muertes por covid-19 en cada país:

Chile

España

A pesar de los bajones visibles en contagios y fallecimientos diarios, todavía no se puede hablar de inmunidad colectiva o inmunidad de rebaño a niveles nacionales, porque el virus sigue circulando.

Eso sí, el pasado 19 de setiembre, Enrique Ruiz Escudero, consejero de Sanidad de la ciudad de Madrid, dijo en entrevista para El Mundo que, según él, en la capital ibérica ya hay inmunidad colectiva.

“Yo creo que en Madrid ya estamos en inmunidad de rebaño; no es tanto una cuestión de alcanzar un porcentaje determinado como de tener la percepción de que hay un control de los casos”, pronunció Ruiz Escudero.

Por su parte, en la vecina Francia, el ministro de Salud Olivier Véran fijó entre el 90% y el 95% de las personas vacunadas la nueva meta para que ese país alcance la ansiada inmunidad. En Francia, comenzando octubre, el 66,5% de la población tiene esquema de vacunación completo.

Por su parte, a un océano de distancia, el virólogo Anthony Fauci, asesor de la Casa Blanca en Washington DC para la gestión de la pandemia, ha dicho que para él es preciso dejar de acuñar el término inmunidad de rebaño “en el sentido clásico”.

Al igual que la OMS, Fauci exhorta a enfocar los esfuerzos en la vacunación, sin esperar que la inmunidad de rebaño llegue como un santo grial. En realidad, el fenómeno bioestadístico no es ni una panacea ni es estático. A como puede lograrse dicha inmunidad, también puede perderse si hay descuidos.

Volviendo a Centroamérica, en Costa Rica estas son las gráficas de casos y muertes de covid-19 comenzando octubre, con un 45% de la población está totalmente inmunizada:

Casos:

Fallecimientos:

¿Qué frena conseguir la inmunidad de rebaño?

Vamos por partes, porque hay que hablar primero de la tasa de contagio de la covid-19, y ahondar en qué es, exactamente la mencionada inmunidad.

La tasa de contagio o tasa R es un indicador que refleja a cuántas personas sanas, en promedio, infectaría un portador del virus SARS-CoV-2, causante de la covid-19. Si este indicador es mayor a 1, implica que la transmisión va en aumento.

La inmunidad de rebaño o la inmunidad colectiva se alcanza cuando un número determinado de personas ya está protegido contra una enfermedad. Esto puede ocurrir porque ya se infectaron y sobrevivieron, o porque están vacunados.

Con un alto porcentaje de habitantes de un país o región protegidos contra un patógeno, a este le resulta mucho más difícil expandirse.

Según cálculos previos de especialistas, y tomando en cuenta otras enfermedades con denominadores comunes con la covid-19, en 2020 se había determinado que un 70% de la población vacunada alcanzaría para crear la protección general de inmunidad colectiva.

Se calculó así porque la variante original del SARS-CoV-2 tenía una tasa R de entre 2 y 3. O sea que cada persona con la enfermedad contagiaría entre dos y tres personas sanas.

Sin embargo, la variante delta --y otras variantes también más contagiosas que la original-- llegó a alterar los cálculos y las esperanzas.

María Luisa Ávila Agüero, médica infectóloga pediatra y ministra de la Salud de Costa Rica entre 2006 y 2011, explica que la variante delta es mucho más contagiosa, y esto afecta directamente la meta inicial.

“Esta variante delta que es más contagiosa, hace que el R0 (tasa de contagio) de la enfermedad aumente, entonces usted va a necesitar una mayor cantidad de población vacunada. Esto no es nada extraño en enfermedades infecciosas altamente transmisibles, por ejemplo varicela o sarampión, que se necesitan coberturas de 90 a 95 % para lograr un efecto rebaño de inmunidad colectiva muchísimo más robusto”, detalla Ávila Agüero.

Para la inmunóloga Olga Arguedas, directora del Hospital Nacional de Niños, el concepto de inmunidad de rebaño va “mucho más allá de las matemáticas”.

“Yo no tengo el criterio de que se pueda hablar de una cifra estricta sobre una enfermedad que estamos empezando a conocer”, explica Arguedas. “En la fórmula como se construye el cálculo para determinar cuándo se alcanzará la inmunidad de rebaño, una de las variables más importantes es la tasa de contagiosidad. Y la tasa de contagiosidad es un valor muy susceptible a cambiar por una serie de factores; antropológicos, culturales, climáticos. Y factores que tienen que ver con la aparición de variantes, con el número de personas enfermas, con el número de personas vacunadas, y con la duración de la inmunidad que dejan tanto la enfermedad natural como las vacunas”.

Arguedas asegura que sí llegaremos en algún momento a tener inmunidad de rebaño, pero este no es ni siquiera el caso en España y Chile.

“Tener inmunidad de rebaño significa tener a muchas personas vacunadas con una respuesta sostenida de vacunas o programas de vacunación que nos dan dosis de refuerzo en el momento en que estas sean oportunas. Y tiene que haber hábitos enraizados en la población de medidas de protección del contagio, porque el virus no va a desaparecer. Va a seguir coexistiendo con nosotros, pero probablemente va a decaer considerablemente su contagiosidad, su capacidad de generar morbilidad, hospitalización y letalidad”.

Eso es lo que se busca, pero por las variantes nuevas más contagiosas, y justamente por la falta en muchas sociedades de hábitos de protección contra el contagio, y también por la presencia de tanta desinformación y de los llamados movimientos antivacunas, la inmunidad colectiva retrasa su llegada.

En Estados Unidos, por ejemplo, la política fue: “te vacunas o te enmascaras”. Ahora sabemos que el uso de mascarillas es importante incluso para quienes fueron inmunizados.

Regresando a Chile y España, a comienzos de octubre la vida va mejor. A pesar de que la inmunidad colectiva no puede ser declarada, el que haya más del 70% de los habitantes totalmente vacunados ha traído un levantamiento de las medidas restrictivas.

“Una colega que estuvo en Barcelona me comentaba lo bien que están y lo liberados que están en cuanto a restricciones, porque tienen una excelente cobertura (de vacunación)”, comenta la exministra Ávila Agüero. “Es un ejemplo a lo que nosotros podemos llegar en Costa Rica. Nos llena de esperanza, pero no podemos estar tan tranquilos. Esto es así, es como jugar ajedrez. Usted puede hacer una buena jugada y después va a tener que retroceder y ver con cuál otra jugada puede lograr su objetivo. Esto es ir recolectando datos prácticamente diarios e ir tomando las mejores decisiones”.

Según un reportaje de salud y datos que elabora La Nación y que se actualiza todas las semanas, el país llegaría al 80% de la población vacunada con esquema completo a finales de noviembre.

Fabrice Le Lous

Fabrice Le Lous

Periodista francés radicado en Centroamérica. Becario ICFJ. Exeditor en La Prensa (Nicaragua). Autor del blog El Explicador, un nuevo formato para comprender noticias nacionales e internacionales.