LO ÚLTIMO

No entendí, Sr. Matosas 

Yo, que sin anteojos soy nadie, y que empiezo a oír tan mal del lado derecho como del izquierdo, quisiera pedirle al señor Gustavo Matosas, que si puede explicarme de nuevo alguna que otra cosa.

Opinión: ¿Marín paga por Navas? 

Si nadie ha pedido un castigo para Keylor Navas, por no asistir a ningún torneo de la Sele desde el 2014, salvo el mundial ruso, ¿por qué entonces hay que castigar a Jimmy Marín? Decir que son casos diferentes resulta casi una burla.

¡Que Matosas no sea ilusionista! 

Si el romance entre Gustavo Matosas y el futbol tico nació sobre una mentira, puede que las cosas terminen tan mal como hoy se ven. ¿Qué tal si no conocía nada del balompié local y fue su habilidad para encantar la que embobó a los dirigentes?

El Rey vive entre Toros  key

San Carlos será campeón este miércoles ante Saprissa, si el futbol no nos sorprende con esos coletazos del destino, que dejan en ridículo a los pronósticos y a sus autores

Opinión: Este es un campeonato de caricatura 

Luego viene la Concacaf y revela las miserias de nuestro campeonatito. Un dulce aquí, para endulzarnos, y un par de nalgadas en México o Estados Unidos, para despertarnos. Nos damos cuenta de que mientras los demás juegan al FIFA 2019, nosotros apenas nos iniciamos en el Atari, con futbolistas a ritmo de tortuga.

Opinión: Los duendes se apoderan del Morera Soto 

La afición liguista veló al equipo en varias jornadas, pero los duendes no lo dejaron morir, jugando con los resultados una y otra vez. Sembraron ilusión en donde antes plantaron desesperanza. Convirtieron el camino manudo en una aventura traviesa de elfos, tan cruel que, efímeramente subieron a la Liga hasta la zona de clasificación.

Opinión: El ‘hobby’ de basurear periodistas 

Lo que no parece conveniente es que el comunicador de profesión caiga en la trampa y el exceso de convertir las redes sociales en una extensión de su trabajo. Suficiente poder da el micrófono o la cámara como para “tuitear” o usar otros medios de interacción, abiertos al público, con el fin de pregonar sus posiciones personales. Eso ya es jugar con fuego.

Si yo fuera Esteban Alvarado  key

Alvarado nos ha mostrado varias caras. La del futbolista que ficha con el equipo de su corazón, la del inmaduro que abandona el club por un berrinche y la del resentido que denigra a la institución “que no le dio su valor”. ¿Puede hablarse mejor de Alajuelense?

Cargar más
LO MÁS LEIDO