Apoyarla maternidades apoyara la familia

 28 enero, 2013

La Fundación REDMADRE en España publica un breve estudio comparativo para países de la Unión Europea sobre políticas de apoyo a la maternidad.

Señalan varios indicadores para juzgar la calidad de estas políticas de los gobiernos y las instituciones de una sociedad: bajas laborales, prestaciones económicas, subvenciones para guarderías, estabilidad en el puesto de trabajo, entre otras.

El informe se centra en 3 indicadores: 1) tiempo de baja laboral por maternidad para mujeres que tienen un trabajo estable antes y/o durante la gestación (“semanas de baja”); 2) mantenimiento de la remuneración salarial tras el parto (“salario durante la baja”); 3) ayudas económicas por nacimiento y por número de hijos que los padres tienen a su cargo (“prestaciones económicas por nacimiento y por hijo”).

Afirman que la mejor política de apoyo a la maternidad es la que contempla el mayor número de semanas de baja; mantiene, durante esa baja, el mayor porcentaje de sueldo que la madre percibía antes del parto e incluye las ayudas económicas más cuantiosas y duraderas para los padres según el número de hijos que tienen a su cargo.

Los mejores países en cuanto a semanas de baja son Suecia (55-68 semanas), Bulgaria (47), Dinamarca (44). España, Austria, Luxemburgo, Letonia y Francia contemplan 16 semanas. Portugal contempla 12 semanas.

En cuanto al mantenimiento del salario percibido antes del parto, la mayoría de países europeos suelen mantener en torno al 80% o más durante el tiempo de baja. Casi todos a cargo del Estado. En 12 de los 29 países analizados la madre tiene derecho a cobrar el 100% del salario que cobraba antes de dar a luz. España comparte en este indicador el primer puesto con Francia, Noruega y Austria, entre otros.

Donde se dan mayores diferencias entre los países europeos es en el tercer indicador: las ayudas económicas por nacimiento y por hijos a cargo. El informe indica que, en este factor, lo ideal sería, por orden de importancia: a) otorgar una ayuda mensual a los padres por cada uno de los hijos a su cargo al menos hasta que lleguen a su mayoría de edad, sujeta al menor número de restricciones posible (por renta, situación social, etc); y b) otorgar una ayuda por cada nacimiento. Alemania, Dinamarca, Suiza, Suecia, Noruega y Austria se acercan más a este ideal. No en todos se otorga una ayuda por cada nacimiento, pero sí se contemplan ayudas mensuales en torno a los 150-180 euros por cada hijo hasta que cumple los 18 años o acaba sus estudios. En España la asignación mensual por hijo nacido no alcanza los 25 euros.

Se concluye luego de analizar los 3 indicadores que los países europeos con mejores políticas de ayuda a la maternidad son Noruega y Suecia, seguidos por Dinamarca, Alemania y Suiza.

Apoyar la maternidad es apoyar a la familia, realidad que no debe ser relegada a lo privado. Existe una clara conexión entre familia, sociedad y política. Nuestra sociedad será lo que sea la familia cuyas funciones estratégicas son engendrar a la siguiente generación, criar y educar a los hijos, desarrollar la cohesión intergeneracional y social, transmitir pautas de conducta y valores y ejercer la protección social en primera instancia. Parece que los países nórdicos tienen esto muy claro al ser más generosos en cuanto a provisión de semanas por permiso maternal (pagadas y no pagadas) y excedencia parental. Los países anglosajones todavía tienen un camino que recorrer.

Etiquetado como: