11 agosto, 2011

Managua (AFP). La empresa estadounidense Dole Food Company acordó indemnizar a más de 5.000 ex trabajadores bananeros de Nicaragua, Honduras y Costa Rica, afectados por el uso de pesticidas, en el marco de un arreglo extrajudicial, informó la compañía hoy en Managua.

Al acuerdo se llegó tras varios meses de negociaciones entre Dole y el bufete norteamericano Provost Umphrey, de Texas, que defendió a los trabajadores centroamericanos en Estados Unidos, anunció en rueda de prensa el representante de la Dole Humberto Hurtado.

El vocero aseguró que el acuerdo beneficia a 3.153 nicaraguenses, 1.000 hondureños y 700 costarricenses, aunque no dio a conocer el monto de la indemnización "por razones de confidencialidad".

Sin embargo, la compensación, que se hará efectiva en los próximos dos o tres meses, permitirá a estos trabajadores "cambiar sus vidas", dijo Gustavo López, uno de los abogados que participó en el proceso.

Entre 1973 y 1980, la Dole utilizó en sus fincas bananeras en Centroamérica los agroquímicos Nemagón y Fumazone, que han sido relacionados con graves problemas de salud como infertilidad, cáncer y malformaciones congénitas.

La empresa asegura que no hay evidencia científica de esos efectos, pero dice que aún así siempre ha estado en el ánimo de la compañía "buscar una solución" y poner un finiquito al conflicto planteado por los demandantes, explicó Hurtado.

Este "es un paso trascendental en la búsqueda de soluciones para otros arreglos con otros grupos de trabajadores", pero cada caso será analizado de manera individual, indicó.

Este es el primer acuerdo extrajudicial que ex jornaleros centroamericanos alcanzan con Dole, una de las seis compañías que han sido demandadas judicialmente.

Las otras demandadas son la Dow Chemical Company, Shell Oil Company, Shell Chemical Company, Shell Chemical Company LLP y Occidental Chemical Corporation.

La mayor parte de los juicios fueron promovidos hace 11 años en Nicaragua, con cerca de 17.000 reclamos de indemnización, que ascienden en su totalidad a 40.000 millones de dólares, señaló Hurtado.

Los representantes de los trabajadores demandantes que asistieron al evento calificaron el acuerdo de "histórico".

Se estima que unos 300 de los 3.153 demandantes nicaraguenses ya fallecieron, por lo que la indemnización se entregará a sus herederos.