Alexánder Sánchez. 18 octubre
Así luce Meryl Streep en 'The Laundromat'. Encarna el papel de una viuda, indignada por una estafa. Fotografía: Netflix para La Nación
Así luce Meryl Streep en 'The Laundromat'. Encarna el papel de una viuda, indignada por una estafa. Fotografía: Netflix para La Nación

En todo lado hay dinero sucio, pero tal parece que en Panamá algunos billetes hieden.

En The Laundromat (2019), filme de Netflix que se estrena este viernes en la plataforma streaming, narra con sorna cómo en el país vecino la corrupción internacional ha encontrado su nido, enlodando todo a su paso y construyendo, lentamente, un fino entramado de impunidad.

Son los dólares el motivo de la locura. En la tierra del Canal, se lava plata.

Pero ojo, porque una pequeña parte del “negocio” está a punto de quedar al descubierto. A Meryl Streep, en el papel de una viuda llamada Ellen, le tocará oler varias de las ollas malolientes.

Ellen, según la cinta de Steven Soderbergh, está olfateando sin saber las movidas delictivas de los Papeles de Panamá, las mismas que en el 2017 fueron divulgadas por un nutrido grupo de periodistas.

Como lo conoce la historia, “los Papeles de Panamá es uno de los escándalos de lavado de dinero más grandes de la historia”, detalla el sitio Sensacine.com

“Se trata de un lote de documentos que vinculó a políticos, financistas y deportistas, con el arte al sistemático del lavado de dinero y la evasión tributaria a través de paraísos fiscales”, agrega el sitio.

Pues es ese monstruo al que se enfrenta Ellen y lo llega a saber el día que se le ocurrió investigar un fraude del que fue víctima y que está vinculado con un seguro falso.

En un momento determinado, Ellen descubre que “todas las pistas conducen a dos abogados de Ciudad de Panamá, que se benefician de las lagunas del sistema financiero mundial...”.

¡Bingo!, es precisamente por la filtración efectuada desde un despacho de abogados que los “papeles de Panamá” quedan a la libre y terminan por desnudar los movimientos financieros de los poderosos implicados. Todos tenían patrimonio no declarado en bancos de ese país, para ese tiempo uno de los paraísos fiscales por excelencia.

Para Streep, en declaraciones recogidas por Entertainment Weakly, "los Papeles de Panamá fueron una especie de mirada explosiva sobre cómo tienen lugar estas travesuras (financieras) y cómo los ricos roban dinero del resto del mundo”, dijo Streep.

“El dinero que podría aprovecharse mejor, que se debe a los gobiernos individuales en impuestos, se aleja ... y son las personas más ricas del mundo las que hacen esto. Yo que soy analfabeta financieramente, esta cinta te enseña las pequeñas ofuscaciones que permiten este tipo de mal comportamiento”, agregó.

Lo que sea hará Ellen (Meryl Streep) para conocer la verdad en 'The Laundromat'. Ella huele que algo anda mal en Panamá. Fotografía: Netflix para La Nación
Lo que sea hará Ellen (Meryl Streep) para conocer la verdad en 'The Laundromat'. Ella huele que algo anda mal en Panamá. Fotografía: Netflix para La Nación
Polémica abierta.

Los dos abogados que se presentan en la sinopsis de la película son Jurgen Mossack y Ramón Fonseca, encarnados en la ficción por Antonio Banderas y Gary Oldman.

Rompiendo la cuarta pared y payaseando constantemente, Banderas y Oldman encarnan con irónicos textos a los apoderados de Mossack Fonseca, la firma que ha sido vinculado a los Papeles de Panamá desde los orígenes del escándalo.

A Mossack Fonseca, como era de esperarse, no les gustó para nada el contenido de la película, ni mucho menos la construcción de los personajes, por lo que ya demandaron a Netflix por la próxima difusión de la cinta.

La firma, según Infobae, reclamó a la justicia estadounidense que en la cinta son retratados como “abogados descuidados y despiadados, involucrados en el lavado de dinero, evasión fiscal, sobornos y otras conductas criminales”.

Por ese motivo Mossack Fonseca solicitó la detención del estreno, pero no ha existido pronunciamiento alguno de las autoridades judiciales.

 Gary Oldman y Antonio Banderas en 'The Laundromat'. En la cinta son pintados como unos abogados bastante descarados. Fotografía: Netflix para La Nación
Gary Oldman y Antonio Banderas en 'The Laundromat'. En la cinta son pintados como unos abogados bastante descarados. Fotografía: Netflix para La Nación

Soderbergh, director de la cinta, se muere porque el mundo disfrute de su comedia negra, destinada a que la gente se ría un poco de lo detestable.

"Decidimos que fuera una comedia negra porque tenía más posibilidades de permanecer en la mente de los espectadores”, dijo Soderbergh en el Festival de Cine de Venecia, donde se estrenó la cinta.

“Tomamos un tema muy serio y lo convertimos en una comedia muy oscura, porque, de lo contrario, la gente sentiría que estaba siendo educada en lugar de entretenida”, agregó.

The Laundromat está basada en el libro Secrecy World: Inside the Panama Papers, que escribió Jake Bernstein, periodista de investigación y ganador de un premio Pulitzer.

Según dijo Soderbergh, a Los Angeles Times, “todas las historias de la película se extraen del libro, pero a menudo se combinan o comprimen juntas”.

“No inventamos eventos, pero hemos sido muy fluidos en términos de cómo organizamos esas cosas que sucedieron”, finalizó el cineasta.