Televisión

Sofía Chaverri, la querida Rosalinda, es la estrella ganadora de ‘Dancing with the Stars’

Este 10 de noviembre culminó la sexta temporada del consolidado concurso de ‘ballroom’ y la actriz, conocida por su papel en ‘Los enredos de Juan Vainas’, se convierte en la segunda mujer en ostentar el cetro.

Sofía Chaverri, la actriz conocida por su papel de Rosalinda en la serie de Teletica, Los enredos de Juan Vainas, es la ganadora de la sexta temporada de Dancing with the Stars. Con este premio, Sofía se convierte en la segunda mujer en ganar el concurso de ballroom, la temporada anterior la triunfadora fue Johana Solano, Miss Costa Rica 2011.

Sofía no ocultó su sorpresa y con un grito y fuerte abrazo celebró junto a Javier Acuña, bailarín que por primera vez llegó a una final y se convirtió en ganador.

“El corazón no me cabe en el pecho”, dijo brevemente Sofía para continuar celebrando.

El segundo lugar fue para Greivin Morgan, el tercero para Marko Jara y la cuarta posición para Sharon Segura.

Las otras estrellas costarricenses en ostentar el trofeo de Dancing with the Stars,, por orden de temporada, son: Alex Costa, Renzo Rímolo, Daniel Vargas, Víctor Carvajal y Johana Solano.

La gala final

Greivin Morgan, Sharon Segura, Marko Jara y Sofía Chaverri llegaron tranquilos a la doceava gala de Dancing with the Stars. Esta noche no hubo calificación de los jueces ni tampoco Reto de las estrellas. Sabían que el gran ganador iba a ser definido por los votos del público, así que se pusieron en sus manos.

La noche arrancó con un opening en el que participaron ocho de las 10 estrellas, quienes figuraron en esta temporada, junto a sus bailarines. En la coreografía presentaron a los finalistas y también a los jueces David Martínez, Flor Urbina y Alex Costa.

Esta noche el jurado solamente emitió sus consideraciones, no hubo paletas de calificación.

Cada participante y sus parejas de baile debían traer a escena tres coreografías: una de ellas ya ejecutada en otras galas y las dos restantes totalmente nuevas.

Los bailes ya conocidos fueron perfeccionados y las nuevas puestas en escena estuvieron deslumbrantes y dignas de una final. Flor Urbina reiteró que, para ella, esta ha sido la mejor temporada del concurso de baile de salón.

Antes del tercer bloque, en el que las cuatro parejas harían su última presentación, la velada tuvo una sorpresa especial: la agrupación Los Tenores engalanaron la pista con la potencia de sus voces.

El último trajín

Siempre es una curiosidad ingresar a los camerinos de algún espectáculo, en el caso de Dancing with the Stars, aun más por ver cómo maquillaje, peinado y detalles de producción ocurren contra reloj.

Esta noche, aunque los finalistas fueron solamente cuatro, el camerino estaba casi tan repleto como el primer día, pues estaban todos los participantes con excepción de Destino y Fabiana Granados.

Cerca de las 6:30 p. m., maquillistas y peinadores afinaban los últimos detalles; hasta las uñas tienen que verse bien en televisión nacional.

Mientras a Andrea Morales, primera expulsada de esta temporada, le finiquitaban el manicure, ella conversaba con Sharon Segura, una de las finalistas.

Sharon disfrutaba de un bowl de frutas, porque en su caso, no necesitaba eliminar ansias. Ella declaró sentirse “aliviada, satisfecha y feliz".

“Estoy deseando que sean las 10 p. m. para saber quien gana”, dijo con tono apacible.

Diagonal a donde ella estaba se encontraba otro de los finalistas: Greivin Morgan, quien ante un inmenso e iluminado espejo detallaba su rostro con una pequeña prestobarba.

El modelo estaba colmado de emociones: sentía alegría porque culminaba la etapa, pero también estaba nostálgico porque ya no volvería a su rutina de los últimos meses, ni tampoco vería con tanta frecuencia a la bailarina Lucía Jiménez.

“Hay mucha ansiedad, nadie sabe qué va a pasar esta noche”, dijo.

Cercano a él, mientras era retocado por un maquillista estaba Marko Jara, otro de los competidores que llegó a la final.

Él estaba tranquilo, pues según comentó recientemente a La Nación, su clave durante este proceso ha sido “no esperar nada”.

A esta velada él llegó a disfrutar. El cantante se mentalizó en pasarla bien dejando de lado el incidente que vivió luego de equivocarse al cantar el Himno Nacional (el sábado 9 de noviembre previo a la pelea en la que Yokasta Valle defendería su título), y que lo convirtió en blanco de críticas en redes sociales.

“Estoy emocionado de llegar a la final. Me siento feliz de estar aquí. Esto se lo dedico a Dios y a mi familia”, expresó.

La actriz Sofía Chaverri caminaba relajada por el recinto. Ella disfrutaba de un postre antes de tener que salir a escena. Dijo sentirse tranquila y deseosa de conocer quien sería el bailarín al que el público coronaría con sus votos.

Fernanda Matarrita Chaves

Periodista y Licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Latina de Costa Rica.