Andrés Díaz P.. 15 marzo

Netflix estrenó este viernes una serie documental que explora la desaparición de Madeleine McCann, la pequeña de tres años de edad que se esfumó en el 2007. A pesar que han transcurrido más de diez años de este suceso que conmocionó al mundo, la búsqueda no se ha detenido.

La realización de este documental titulado La desaparición de Madeleine McCann surge tras el éxito global de la serie Making a Murderer; sin embargo, la producción se ha visto atrasada debido a la oposición de la familia de Maddie, que se negó a participar.

Los padres de la niña no le ven razón de ser a la producción y más bien exploran la posibilidad de abrir una demanda en contra del popular servicio de streaming, así lo confirmó Clarance Mitchell portavoz informal de los progenitores de la desaparecida.

Fotografía de archivo del 6 de junio 2007 que muestra a Kate y Gerry McCann, padres de la pequeña Madeleine McCann que desapareció en mayo de ese año cuando la familia pasaba unos días en una localidad del Algarve portugués en Praia da Luz, durante una rueda de prensa en Amsterdam, Holanda. AFP:
Fotografía de archivo del 6 de junio 2007 que muestra a Kate y Gerry McCann, padres de la pequeña Madeleine McCann que desapareció en mayo de ese año cuando la familia pasaba unos días en una localidad del Algarve portugués en Praia da Luz, durante una rueda de prensa en Amsterdam, Holanda. AFP:

A lo largo de ocho episodios, cada uno con un costo mayor a un millón de dólares, Netflix elabora distintas hipótesis por medio de entrevistas con los detectives portugueses que participaron en la investigación inicial del caso. Uno de los testimonios más llamativos es el del policía luso Gonçalo Amaral, quien afirma que los padres de Maddie la mataron y luego se deshicieron del cuerpo.

La producción cuenta también con declaraciones de periodistas que cubrieron el suceso, así como numerosos periodistas que lo cubrieron entonces.

“Estamos tratando de mostrar todos los datos posibles sobre el caso, que pueden despertar un dato en la memoria de alguien”, explicó Emma Cooper, una de las productoras de la serie.

La desaparición de Madeleine McCann fue algo similar al suceso del siglo, una historia enigmática que alimentó a los noticiarios durante meses y produjo un expediente policial de 30.000 páginas.

Todo inició una noche en que la padres de la pequeña salieron a cenar y dejaron a sus tres hijos durmiendo sin supervisión de un adulto. Cuando regresaron, la cama de la pequeña Madeleine estaba vacía.

La Policía de Portugal lanzó de inmediato una fuerte operación de búsqueda: registraron todo el resort y sus alrededores, sellaron la frontera con España y revisaron las salidas registradas en todos los aeropuertos del país. No encontraron rastros de la niña.

La desaparición de Madeleine McCann explora varias teorías sobre el destino de la niña. La hipótesis principal explora que la niña fue secuestrada por una red de trata y narcotráfico y que aún se encuentra con vida.

Otra de las teorías es que la pequeña murió accidentalmente después de que sus padres–ambos médicos– le dieran medicamentos para dormirla. Según esta teoría, el cadáver de la chica habría sido incinerado.

Otra explicación es que la pequeña se despertó y, al no encontrar a sus padres en casa, salió en busca de ellos y cayó en un pozo ubicado en las cercanías del hotel en el que se hospedaba.

¿Dónde verla?

Plataforma: Netflix

Fecha de estreno: 15 de marzo

Episodios: Ocho