Fernanda Matarrita Chaves. 12 agosto
En sus redes sociales, principalmente en Instagram, donde suma más de 570.000 seguidores, Natalia Carvajal se muestra con más naturalidad. Foto: Instagram
En sus redes sociales, principalmente en Instagram, donde suma más de 570.000 seguidores, Natalia Carvajal se muestra con más naturalidad. Foto: Instagram

Natalia Carvajal no permite que nada la detenga con tal de alcanzar lo que se propone. A ella no la doblega ni siquiera el coronavirus. Justamente, en plena pandemia, encontró el momento propicio para irse a vivir a Los Ángeles, Estados Unidos, y empezar a hacer carrera allá. Su aspiración es la televisión.

Carvajal, conocida por clasificar en el top 10 de Miss Universo 2018, por su participación en diferentes espacios televisivos costarricenses, además de probar suerte en la pequeña pantalla estadounidense, también trabaja en un EP en el que agrupará varias canciones de rap que escribió y que, además, canta.

Adicionalmente, Natalia participa en un concurso en redes sociales para ser portada de la revista Sports Illustrated.

En entrevista telefónica, la decidida muchacha, de 29 años, habló de su nueva vida, de sus proyectos y de los sacrificios a los que ha tenido que someterse para alcanzar sus sueños. Incluso aclaró el tipo de relación que existe entre ella y el famoso cantante Residente, tema que se empezó a comentar recientemente en redes sociales.

“Estoy tratando de hacer carrera acá. Es algo que siempre he querido hacer. He tenido que hacer muchos sacrificios en mi vida en este intento de lograrlo”, comentó.

—Usted decide ir a alcanzar sus sueños en plena pandemia. ¿Por qué en este momento?

—A mí me encantan los riesgos. Empezar desde cero, desde abajo. Una de las cosas que me dejó la pandemia y cualquier persona que lo ha vivido y lo ha sentido en su corazón es la necesidad de reinventarnos y perseguir esas cosillas que teníamos pendientes de hacer.

—¿Cuál es el principal objetivo en Los Ángeles?

—Ahorita estoy grabando un EP. La idea es tenerlo listo para fin de año y aparte mi idea de desarrollar mi carrera de televisión acá. Estoy trabajando en eso. También en un documental sobre la comunidad latinoamericana; han sido oportunidades bonitas, pero igual es empezar de cero. Mi posición en Costa Rica es mucho más cómoda. Pero uno no tiene que tenerle miedo a estas cosas y hay que lanzarse a intentarlo. Al final es lo más importante. No quedarse en la vida pensando: ‘nunca lo intenté’.

—¿Qué la llevó a querer cantar?

—Siempre he escrito y música también. Lo tenía muy guardado. Una vez durante la cuarentena me atreví a compartir las cosas que escribo y a la gente le encantó. Perder el miedo a enseñarlo y el apoyo de la gente fue tan especial para mí que tomé la decisión de perseguirlo ahorita. Igual es algo muy personal. No lo estoy haciendo de modo comercial. Es algo que me nace del corazón y le queda a uno en la lista de las cosas que tiene que hacer.

—Antes mencionó sacrificios que ha hecho para llegar a donde está, también habla de rechazo. Recuerdo que una vez en un video habló de su experiencia como presentadora en Combate. Dijo que muchas personas le hacían bullying por estar en ese espacio…

—Eso es vacilón. Un gran amigo que es un artista muy grande siempre me dijo que si la gente no habla es porque no estamos haciendo lo que tenemos que hacer. Siento que cuando uno intenta algo nuevo pues hay muchas voces de odio que tratan de apagarlo o de detenerlo. Algo que está supermal y que no me parece es que traten de bajonear a los demás cuando tratamos algo nuevo.

“Me ha pasado tantas veces en la vida que ya estoy acostumbrada. El rechazo lo he transformado en combustible y he dejado de tenerle miedo como un sentimiento negativo y entender que es parte de algún proceso creativo”, Natalia Carvajal.

—¿Se arrepiente de algunos de los pasos que ha dado para llegar hasta donde está?

—Jamás. Y no me refiero solo a sacrificios profesionales. Me refiero a sacrificios de mi vida personal. He tenido que sacrificar relaciones, el hecho de no estar con mi familia. Son muchas cosas las que uno sacrifica cuando uno tiene un sueño. La única forma de que pasen es quitándose esos miedos, comprometiéndose con lo que uno quiere.

En 2018, Natalia Carvajal se convirtió en Miss Costa Rica. Dos años después, busca un espacio en la televisión internacional. Fotografía: John Durán
En 2018, Natalia Carvajal se convirtió en Miss Costa Rica. Dos años después, busca un espacio en la televisión internacional. Fotografía: John Durán

—¿El artista de quien habló antes es Residente? Por cierto, ha habido rumores de que tienen una relación cercana... ¿Cuál es su relación con él? ¿Él conoce su música?

—Residente sí es mi amigo, pero no es de él de quien estoy hablando. Es un gran amigo, pero nada más. Es una persona que admiro muchísimo. Nos conocemos desde hace muchos años. Ha sido una de mis mayores inspiraciones profesionales, pero es mi amigo, nada más.

”Ha sido mi mayor inspiración. Su trabajo me ha guiado. Algunas veces le he mostrado cosas que he escrito y él me ha apoyado con eso”.

—Usted habla de que ha tenido que sacrificar relaciones para perseguir sus sueños. ¿Eso tiene que ver con la cancelación de su matrimonio?

—Por supuesto. Creo que ese fue un momento de mi vida en el que tuve que elegir entre mi carrera y mi vida personal. Y bueno: hay personas que eligen su vida personal y tener familia y hacer muchas cosas que la sociedad espera y eso es todo bien y lo respeto muchísimo. Pero creo que lo más importante es aprender a conocernos y ver qué es lo que nos hace felices a nosotros. Creo que en esta etapa de seguir sueños que parecen inalcanzables no la hubiera podido vivir si antes hubiera tomado otra decisión.

—Son decisiones drásticas. ¿Cómo fue tomarlas?

—En el momento es difícil, duro y se sufre. Pero cuando uno elige con el corazón siempre paga. Ahorita estoy más feliz de lo que he estado en muchos años. No porque esté en una situación cómoda, pues mi posición en Costa Rica es más cómoda, sino porque estoy haciendo lo que quiero hacer como siempre he querido hacerlo. Es cuestión de tiempo; me va a tomar esfuerzo y trabajo, pero quiero lograrlo.

”No me arrepiento (de las decisiones). Jamás. Cada día que pasa, cada experiencia que vivo, cada persona que conozco, cada paso que me acerca más al sueño me demuestra que todo valió la pena”.

—Usted habla de rechazo. A usted generalmente se le ve como una mujer que triunfa en lo que se propone…

—Nadie gana antes de que a uno lo rechacen 30 veces. Antes de que esos triunfos llegaran me rechazaron 850 veces en el mismo ámbito. Incluso pasó en todo el proceso de Miss Universo; hubo gran cantidad de críticas y voces de odio tratando de minimizarlo y hacerlo sentir a uno que no se puede. Esas voces siempre van a estar ahí.

”Ya casi estoy llegando a mis 30 años. Tengo superclaro que el rechazo es parte del éxito. Si uno no lo entiende no logra alcanzar las cosas que tanto quiere”.

—¿Cómo lidia con la crítica? Hace poco fue blanco de memes por estar “desinfectando un charral” (en la foto aparece con una botella de cloro en un espacio abierto)...

—Me dio risa, mucha risa. Realmente era un chiste. Mucha gente no lo entendió. Como te digo: ahora hay un sentimiento universal donde todo mundo está estresado y presionado y una forma de liberarse y soltar ese estrés es tratando de lastimar a los demás, pero yo no me lo tomo personal. Sé que quienes mandan odio en ese sentido es porque simplemente eso tienen dentro de su corazón. Y no es algo dirigido hacia mí, porque es gente que ni siquiera me conoce. Pero me río de esas cosas. Me hace gracia.

A cuál Natalia quiere mostrar en redes. De un tiempo para acá se nota mayor libertad en sus publicaciones. ¿Se sale de algún cajón en el que tuvo que mantenerse por el tipo de trabajos que tenía antes?

—Exactamente. Eso es importante en este momento de mi vida. Después de vivir la cuarentena en la que a todos nos tocó estar encerrados en la casa, después de estar viajando por todo lado sin tiempo para pensar, me di cuenta de que lo más valioso que puedo hacer por mi público y dejar un grano de arena en la sociedad es ser yo misma. Siempre que uno trata de ser uno mismo lo van a criticar y querer lastimar. El que pone atención y tiene buenas intenciones se da cuenta de que soy transparente. Estoy siendo yo misma más que nunca. Ya no existe la Natalia de la televisión ni de mi vida cotidiana. O sea, estoy siendo yo. Me visto como me visto todos los días.

—¿Algunas veces tuvo que abstenerse de ser usted misma solo para encajar?

—No abstenerme de ser yo misma. Pero tenía un objetivo y para lograr esa meta tenía que cambiar mi comunicación un poco por lo que trataba de alcanzar. Pero siempre fui yo.

”La gente que de verdad me ha seguido y lee lo que pongo y no se deja llevar solo por si antes usaba tacones y maquillaje, esa gente sabe que sigo siendo la misma persona. Ya no tengo ganas de ocultarme para quedarle bien a nadie. Soy lo que soy.

”Cuando quería ir a Miss Universo había que cambiar la comunicación, más que todo la estética. Se puede ver mi discurso y soy la misma persona, solo que ahora con menos maquillaje, menos tacones y un poquito más de personalidad”.

¿Cuál es su situación sentimental?

—No tengo novio ni estoy buscando. Estoy soltera por decisión personal hasta nuevo aviso.