Víctor Fernández G.. 10 octubre
Jesse Pinkman (Aaron Paul) es quizá uno de los personajes más sufridos de la televisión. Tras ser usado, abusado y esclavizado en seis temporadas de 'Breaking Bad', su futuro es el eje de 'El camino'. Foto: Netflix.
Jesse Pinkman (Aaron Paul) es quizá uno de los personajes más sufridos de la televisión. Tras ser usado, abusado y esclavizado en seis temporadas de 'Breaking Bad', su futuro es el eje de 'El camino'. Foto: Netflix.

Al terminar de ver el episodio final de Breaking Bad, todos nos dimos por satisfechos. Cerramos en ese momento una experiencia enriquecedora, redonda, aplaudiendo un desenlace perfecto. No hubo contrariedad o molestia, nadie se quejó, el aplauso fue unánime, al punto que no nos pasó nunca por el pensamiento que aquel no fuese el verdadero final. ¿Cómo podíamos preverlo?

Sin embargo, Vince Gilligan pensaba distinto.

A medida que el mundo termina de digerir los acontecimientos de Selina, último capítulo de la aclamada serie creada por Gilligan, él sabía que aún había otro cuento por contar. En aquel episodio (emitido originalmente por el canal AMC el 29 de setiembre del 2013), la suerte de los protagonistas del drama quedó escrita: Walter White (Bryan Cranston), el profesor de química convertido en perverso narcotraficante, sucumbía ante una herida de bala recibida al rescatar a su sufrido exsocio Jesse Pinkman (Aaron Paul) del clan neonazi que lo tenía esclavizado para producir metanfetaminas. Jesse, por su parte, toma un auto y escapa eufórico de aquella pesadilla con rumbo desconocido.

En celebración de los 10 años del estreno de Breaking Bad (debutó en el 2008), Vince Gilligan empezó en el 2018 a darle forma a la respuesta de la pregunta que él mismo dejó plantada en el 2013: ¿Qué pasó con Jesse? El resultado es El Camino: Una película de Breaking Bad, filme que se produjo en el más absoluto secreto y cuya existencia no fue confirmada sino hasta hace un par de meses, cuando Netflix se adjudicó la paternidad. Pues bien, acá estamos: este viernes 11 de octubre, las preguntas encontrarán respuestas.

El regalo de Vince

Si a estas alturas de la vida, usted aún no está muy enterado de qué va Breaking Bad, no solo esta lectura no es lo suyo, sino que tampoco se le consideraría un televidente muy adepto a las series dramáticas. No es grosería, sino simple verdad: Breaking Bad es venerada por muchos expertos y una legión de fanáticos como la mejor serie de todos los tiempos, por lo que se ha vuelto prácticamente ineludible para quienes gustan de la buena televisión.

Producida por la cadena AMC (la misma detrás de Mad Men y The Walking Dead), la serie se emitió originalmente en Latinoamérica en el canal AXN, en entregas semanales. Sin embargo, es muy probable que a usted lo sedujo, igual que a muchos otros que la consumieron de un tirón –a costa de sueño y relaciones familiares– en Netflix, plataforma que sin rubor admite que haber adquirido los derechos de streaming de Breaking Bad ha sido una de sus jugadas maestras.

Ha sido en Netflix también donde buena parte del planeta ha consumido Better Call Saul, la no menos aplaudida serie derivada y aún vigente, que se desarrolla antes de los acontecimientos de Breaking Bad y cuenta la vida del abogado Saul Goodman (Bob Odenkirk) antes de cruzar su camino con Walter y Jesse.

'El Camino' se grabó bajo el más absoluto secreto a finales del 2018. Foto: Netflix.
'El Camino' se grabó bajo el más absoluto secreto a finales del 2018. Foto: Netflix.

Por todo lo anterior es natural que Gilligan le devolviera el favor a Netflix dándole la exclusividad de El Camino, incluso cuando la película también se exhibirá este fin de semana en algunos pocos cines de Estados Unidos y eventualmente llegará a la televisión por cable por medio de la otra casa de Breaking Bad, el canal AMC (aunque, siendo honestos, ¿quién se va a esperar a verla en tele tradicional cuando el servicio de streaming más popular la ofrecerá meses antes?).

El filme es un regalo de Vince a los fanáticos de Breaking Bad, que han mantenido una fidelidad comprometida y servido como evangelizadores para llevar nuevos consumidores a la familia (saque cuentas de cuántos amigos, al hablar de series, le han urgido a dejar todo botado y lanzarse de cabeza en el activo turístico más valioso de Albuquerque, Nuevo México).

Gilligan escribió y dirigió la película, cuya grabación tomó a todo el mundo por sorpresa. En noviembre del 2018 la prensa empezó a especular sobre su posible existencia, justo cuando el rodaje ya estaba en marcha. Posteriormente, algunos actores, como Cranston y Odenkirk, ratificaron que la cinta era una realidad pero no aclararon si estaban involucrados.

Finalmente, en febrero de este año se dio el anuncio formal de que venía una película continuación de Breaking Bad centrada en el personaje de Pinkman y fue hasta el 24 de agosto que Netflix lanzó el primer adelanto. El título de El Camino alude, entre otras posibles razones, al Chevrolet El Camino que Jesse conduce al final de la serie.

¿Qué se sabe?

Gilligan ha jugado con las cartas pegadas al pecho y muy poco es lo que se ha revelado de El Camino antes de su estreno. Aún así, ya hay varios puntos claros: la trama se desarrollará justo donde la serie quedó, a partir del escape de Jesse del campamento neonazi. Según los adelantos, se ve que Pinkman está en la mira de las autoridades, lo cual tiene sentido tomando en cuenta que la policía y la DEA todavía tratan de resolver las muertes de los agentes Steve Gómez (Steven Michael Quezada) y Hank Schrader (Dean Norris).

La película retomará la historia donde la serie la dejó en el 2013, en los instantes posteriores al escape de Jesse Pinkman del campamento de los neonazis que lo mantuvieron cautivo por meses. Foto: Netflix.
La película retomará la historia donde la serie la dejó en el 2013, en los instantes posteriores al escape de Jesse Pinkman del campamento de los neonazis que lo mantuvieron cautivo por meses. Foto: Netflix.

Y hasta ahí nos podemos atrever a especular, incluso cuando el Hollywood Reporter reveló que al menos 10 personajes de Breaking Bad figurarán en El Camino. Además del regreso de Aaron Paul como Jesse, la película también trae de vuelta a Charles Baker y Matt Jones como Skinny Pete y Badger, los dos viejos y fieles amigos de Pinkman, sin que a estas alturas tengamos certeza de si también habrá participación de personajes que fallecieron dentro de la serie como Walter, Hank, Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), Gus Fring (Giancarlo Esposito) o Jane Margolis (Krysten Ritter), u otros que sí quedaron vivos como Skyler White (Anna Gunn) y Marie Schrader (Betsy Brandt). Para sembrar más dudas, la mayoría de sus intérpretes acompañaron a Gilligan y Paul el lunes pasado en la premier, en Los Ángeles.

¡El camino! Jesse más allá de 'Breaking Bad'

Netflix estrenó el filme que retoma el final de la aclamada serie y nos cuenta qué sucedió con Jesse Pinkman y otros personajes.

FUENTE: BREAKING BAD, AMC.    || JUAN CARLOS ALPÍZAR / LA NACIÓN.

Muchas preguntas en busca de respuesta. Este viernes, Netflix las revelará en una película que no sabíamos que necesitábamos, pero que ahora se nos hace indispensable. Nos vemos en Nuevo México.