Kimberly Herrera. 17 abril
La OSH presentó su onceavo disco 'SOLOSH' que incluye un total de cuatro obras. Foto: OSH/Eddie Mora
La OSH presentó su onceavo disco 'SOLOSH' que incluye un total de cuatro obras. Foto: OSH/Eddie Mora

Tras el éxito que obtuvo su disco anterior Ecos del silencio, la Orquesta Sinfónica de Heredia (OSH) está de regreso con una nueva producción discográfica.

Se trata de SOLOSH, el undécimo disco del ensamble y el que definen como el más ambicioso que la orquesta ha hecho hasta ahora, por su exigencia interpretativa en la selección y calidad de las obras.

La nueva apuesta de música clásica contemporánea de la agrupación herediana, incluye un total de cuatro piezas, cuya principal característica es que cada una tiene un solista o un grupo de instrumentos como protagonista.

Se trata del estadounidense Brett Deubner, los españoles Rubén Simeó y Jesús Mozo y un ensamble de percusión.

“Esto ha sido fruto del trabajo en varias direcciones porque a lo largo de los años hemos logrado conectar con artistas de alto calibre, quienes han ofrecido su colaboración artística para este proyecto”, afirmó el directo de la orquesta, Eddie Mora.

Entre las piezas se encuentran Los caminos de Don Quijote, Rek - Rap Selim (Y otros brebajes), Ritual Urbano y A Kiss Before The World’s End.

Según el director ganador del Grammy, este disco representa la continuidad del proyecto que inició hace algunos años de grabar música y de escribir obras especialmente para la orquesta, con estrenos y música alternativa de lo que es el repertorio tradicional sinfónico, estilo que siempre ha caracterizado este proyecto artístico.

“Conforme pasan los años siempre vamos afinando detalles, la escogencia de las obras, la calidad de las obras, la calidad de la grabación; es decir, cada vez vamos perfeccionando y utilizando ambiciosamente lo mejor que tenemos en el país, tanto en la parte musical, como en la parte de los solistas, y en la técnica de la grabación", explicó Mora.

En ese sentido, Mora explicó que en esta propuesta musical, la OSH desea exponer una voz propia para que sea un producto cultural que sea apreciado no solo en Costa Rica sino que también a nivel internacional.

“Nosotros estamos apuntando a no dejar pasar esta oportunidad histórica que tenemos de este proyecto con la OSH, donde todas las fuerzas están enfocadas a crear nuevas obras y exponer un repertorio de alto calibre que no es tan común en las orquestas y exportar en la medida posible la calidad artística de nuestros músicos”, aseveró.

La grabación del disco fue realizada por el ganador del Latin Grammy Carlos Pipo Chaves, mientras que la masterización estuvo a cargo del ingeniero y productor musical Jorge Castro.

Con el disco anterior, Ecos del silencio, el ensamble herediano, dirigido por el maestro Eddie Mora, obtuvo una nominación al Latin Grammy por la obra Ofrenda.