Carlos Soto Campos. 11 julio
Grupo Abäk cuenta historias de literatura nacional así como la cosmovisión indígena en sus canciones. Cortesía del grupo/Roberto Ramírez
Grupo Abäk cuenta historias de literatura nacional así como la cosmovisión indígena en sus canciones. Cortesía del grupo/Roberto Ramírez

Cuando se plantearon hacer una banda, los miembros de Abäk sabían de varios grupos de metal que combinaban las historias de su gente con la música que más les gustaba.

“Veíamos que bandas extranjeras como Tierra Santa o Iron Maiden hacían canciones de rock basadas en cuentos y quisimos resaltar la cultura costarricense mediante el rock, inspirándonos tanto en las leyendas, literatura, como la sabiduría y cosmovisión indígena”, explicó Andrés Barrantes, vocalista del grupo.

El resultado de esta idea fue el disco El tambor de Sibö, en el que este conjunto tico canta sobre la Llorona, la Fiesta de los Diablitos del pueblo Boruca, y las esferas de piedra centenarias encontradas en la zona sur del país.

Las presentaciones del grupo combinan el rock y heavy metal con danza, títeres, e incluso proyecciones audiovisuales para darle al público una “experiencia inmersiva”, como lo llamó el vocalista.

El disco El tambor de Sibö se encuentra disponible en plataformas musicales como Spotify y cuenta con seis canciones que incluyen homenajes a dos novelas ticas que se leen durante la secundaria, La isla de los hombres solos, de José León Sánchez y Viaje al reino de los deseos, de Rafael Ángel Herra, esta última por medio de la canción Orellabac.

“El autor de Viaje al reino de los deseos ha escuchado nuestra adaptación y le gustó. También hemos recibido buenos comentarios de parte de la comunidad boruca, a quienes les gustó este trabajo de difusión”, señaló Andrés Barrantes.

Revivir historias

Los de Abäk insisten en que sus ganas de aprender y conocer más está presente desde que escogieron un nombre. Abäk, cuentan los integrantes, es una variante de sabak, que significa tambor en la lengua bribri. Con esa palabra lograron reunir sus dos intereses: la música y la cultura.

Quizá algunas de las historias que trata Abäk en sus letras ya están escritas, pero el grupo no se toma la adaptación de estas historias a la ligera.

La bailarina Dayanna Barboza le da vida a la leyenda de La Llorona en los conciertos de Abäk. Foto: Cortesía del grupo
La bailarina Dayanna Barboza le da vida a la leyenda de La Llorona en los conciertos de Abäk. Foto: Cortesía del grupo

“Si son cuestiones indígenas tratamos de buscar todas las fuentes posibles, porque quedarse solo con lo que dice en internet es algo engañoso. También hacemos una investigación musical para saber qué sonidos pueden representar estas historias de la mejor manera posible”, apuntó Barrantes.

En el camino, explicó el vocalista, se han encontrado con críticas que argumentan que utilizar símbolos como las máscaras boruca en conciertos o cantar sobre esos temas se trata de un caso de apropiación cultural. Sin embargo, el grupo considera que su aporte es didáctico.

“Conversamos con la comisión Boruca encargada de cuidar esta propiedad intelectual –que de hecho demandó hace poco a una marca de ropa– y cuando les explicamos nuestra motivación, lo entendieron y les pareció bien. Nosotros no lo hacemos por ganar dinero, sino de hablar de cosas que en la escuela o colegio poco nos enseñan”, contó el vocalista.

Concierto

Este sábado 13 de julio se presentarán en el Centro Cultural Omar Dengo, de Heredia, a las 6:30 p.m.

“Es un concierto que mostrará toda la música del primer álbum y algunas canciones nuevas. El espectáculo va a mostrar un cuento –que de hecho se llama El tambor de Sibö– que sigue su propio hilo narrativo y va a tener títeres, danza y otras sorpresas", señaló el vocalista.

La entrada costará ¢4.000 para el público adulto y ¢2.000 para menores de edad.