Carlos Soto Campos. 28 marzo
J Balvin publicó el álbum 'Colores' el 20 de marzo. Foto: Cortesía de Universal Music
J Balvin publicó el álbum 'Colores' el 20 de marzo. Foto: Cortesía de Universal Music

Justo antes de publicar su nuevo disco, J Balvin le preguntó a sus 37 millones de seguidores en Instagram: “¿Paramos la salida del álbum Colores este 20 de marzo o salimos a dar colores en este momento gris?”.

La respuesta fue abrumadoramente positiva: el público pedía Colores.

En este disco, el artista de Medellín conocido por sus temas de reggaeton le da distintos sabores a la música urbana y a cada tema le asigna un color. A la fecha ha publicado videos para los temas Blanco, Morado, Rojo y Amarillo y se espera que las otras seis canciones del disco también tengan su videoclip, para completar toda una aventura audiovisual.

“Quería hacer un álbum que la gente realmente pudiera aprenderse del inicio al final y darle mucha fuerza audiovisual, hacerle un video a cada canción”, contó a Viva en una entrevista telefónica.

J Balvin hablaba desde Medellín, tierra que hace 34 años lo vio nacer y en la que ahora se confina en los tiempos del coronavirus. Cuando todo este asunto pase, aseguró el cantante que recién cantó en el Super Bowl, no sería raro que nos lo topáramos en Costa Rica, caminando como cualquier otro habitante del país.

Viva conversó con Balvin sobre su posible mudanza a Costa Rica, el disco Colores, de las polémicas que ha vivido en el último año. En diez minutos de conversación, Balvin no le huyó a ningún tema.

− ¿Cómo escoger a qué canción ponerle un color?

− Fue muy cool porque lo que hicimos fue escoger 10 canciones y cerrábamos los ojos mis productores y mi equipo de trabajo y cada uno decíamos cuál era el color al que más se nos parecía.

“El color que más predominara pues ese era el color que le dábamos finalmente. Fue muy lindo para nosotros, disfrutamos mucho ese proceso.”

− Es una época en la que se hacen discos más largos para aprovechar el streaming, pero usted quiso concentrarse en solo 10 temas, ¿por qué?

− Quería hacer un álbum que la gente realmente pudiera aprenderse del inicio al final y darle mucha fuerza audiovisual, hacerle un video a cada canción. Así que quería darme la oportunidad de contarles una historia completa y que realmente la gente capte el concepto completo de todo.

− Para promocionar hizo Colores experience en Spotify, donde mezcla sus canciones con clips de meditación. ¿Qué relación se puede dibujar entre la meditación y este disco?

− Es una relación totalmente directa, porque (la meditación) es mi vida, es lo que hago todos los días. Me gusta meditar y bajar las frecuencias para estar cada día más sensible y más conectado y por eso hicimos toda esta historia acerca de la meditación por medio de los colores y todo lo que pueden significar para mí.

J Balvin junto a Jennifer López durante el Super Bowl el pasado 2 de febrero. AFP
J Balvin junto a Jennifer López durante el Super Bowl el pasado 2 de febrero. AFP

− Con Spotify también hizo un podcast, Made In Medellín en el que cuenta sobre su vida. ¿Por qué le ha parecido importante compartir su lucha con la depresión y hablar sobre la salud mental?

− En ese podcast quería mostrar las cosas como son. Soy una persona como otras, con una vida pública, obviamente, pero eso no quiere decir que no pueda pasar cosas que pasan otros seres humanos. Por eso quise contar mis experiencias desde un punto de vista directo sobre mi vida.

− En los últimos años ha pasado por críticas por asociarse con ciertos músicos y recibido críticas por sus mensajes en redes (la frase “la pobreza es mental”). En lugar de esconderse ha continuado expresándose y defendiéndose.

− Claro. Creo que como artista, pues, cada quien tiene su responsabilidad social y esa es una de las mías. En mi caso, puedo contar una historia a la gente y hacerle sentir que go, que sí se puede. Creo que ese es mi concepto y es importante que la gente se pueda conectar conmigo de otras maneras.

− Su último concierto en Costa Rica fue complicado por todos los fallos en el sonido. ¿Cómo es para usted como artista cuando las cosas no salen bien? ¿Cómo se nada contracorriente?

− Nada, yo soy súper tranquilo con eso, porque sé que somos humanos. Yo estuve muy tranquilo esperando atrás mientras se arreglaba el sonido pero en el último (concierto) no tuve ningún problema con eso. No puedo darme mala vida por algo que no nace de mí.

− Entonces sí podemos esperar que regrese a dar un concierto por acá…

− Claro, cómo no, esa situación no tiene nada que ver con el público del país, para nada.

− ¿Qué le parecería Costa Rica para vivir? Después de ese concierto se rumoró que usted había invertido en propiedad y pensaba quedarse.

− A mí me encanta por allá, es uno de mis países favoritos, sin duda. Así que nada raro que me vean en Costa Rica dando vueltas un día de estos. ¡Qué viva Costa Rica! De veras.

− ¿En este momento, cuál es su canción favorita de Colores?

Azul.

− ¿Por qué?

− Porque me gusta las imágenes que me trae, como si estuviera en la playa.

− Creo que ya todo estamos extrañando el exterior un poco...

− Exactamente, exactamente.

− Sacó un disco pero no puede salir de gira por la pandemia. ¿Tomará una pausa o piensa hacer más música? ¿Qué está haciendo por estos días?

− Todo el tiempo estoy pensando en más música, toda la que se pueda. Vamos a ver con qué más salimos más adelante, pero música voy a sacar.