Música

Bad Bunny en Costa Rica: ¿Qué esperar del concierto?

Sin álbumes en su maleta y con una fanaticada incomparable a la que hoy goza, la estrella del trap y reguetón ya había venido en el 2018 al país. Con cinco discos en su manga y fama mundial, las expectativas son grandes para su nueva presentación

Cuando Bad Bunny salió a la tarima de El Tajo del Parque de Diversiones, hace cuatro años, su nombre no significaba lo mismo que ahora.

Ya había una buena fanaticada en la región, sin dudas, capaz de amarlo sobre todas las cosas, así como otros tantos dispuestos a odiarlo fervientemente. Aquel 25 de noviembre Benito Antonio Martínez Ocasio cantó por poco más de una hora un compilado de hitazos que habían sacudido la radio desde el 2017.

Era, sin dudas, el artista de moda, pero para muchos aquel muchacho, en sus tempranos veinte, podía ser flor de un día. Hoy su influencia está más que confirmada y, con muchos más seguidores y odiadores, su nombre ya es leyenda. ¿Qué podríamos esperar para esta segunda venida de Benito, pactada para el 25 de noviembre en el Estadio Nacional? Se vale tener expectativas.

Una nueva versión

Para noviembre del 2018, Bad Bunny sonaba con fuerza y era motivo de sorpresa entrar a su cuenta de Spotify y encontrar su discografía vacía. Había cientos de playlists con temas como Mayores, canción de reguetón con Becky G; Mala y peligrosa, una salsa con Víctor Manuelle; Amorfoda, una balada romántica cortavenas; Soy peor, un vibrante trap con Ozuna, J Balvin y Arcángel; y muchas —muchísimas— más colaboraciones.

Tantas asociaciones musicales componían prácticamente todo su repertorio de aquel prometedor muchacho, lo que hizo que su presentación en Costa Rica fuera un tanto contenida.

Por ejemplo, cuando cantó Te Boté, una de las canciones más sonadas en ese año, la experiencia fue muy particular, por no decir decepcionante. Resulta que ese tema, en su versión de disco, cuenta con colaboraciones con Casper, Nio García, Darell, Nicky Jam y Ozuna. Con tantos participantes involucrados en la pieza, Bad Bunny solo cantó el estribillo un par de veces y sus intervenciones pertenecientes a la versión del disco, únicamente.

Un par de bocinas electrónicas se encargaron de cerrar Te Boté antes de tiempo y listo. Los siete minutos que dura la canción original se redujeron a un par de minutos de disfrute. Así fue la tónica con el resto de sus colaboraciones.

En cambio, para el 2022, Bad Bunny ya registra cinco exitosos discos con decenas de temas en solitario. El primer álbum fue un éxito total, titulado X100PRE -lanzado en diciembre del 2018-; el segundo fue OASIS, grabado junto a su amigo J Balvin; el tercero, que gozó de muy buena recepción, fue YHLQMDLG en el 2020. Ese mismo año también estrenó EL ULTIMO TOUR DEL MUNDO y LAS QUE NO IBAN A SALIR, para asegurar que el 2020, con todo el mundo encerrado en sus casas por la pandemia, su música no parara de sonar.

Grandes piezas de esos discos como Safaera, DAKITI y COMO SE SIENTE - REMIX fueron tema de conversación por meses. Era habitual encontrar en Twitter comentarios como “ya quiero que pase la pandemia para perrear Safaera”, en medio del anhelo de todos por volver a contar con espectáculos públicos.

Pareciera que, finalmente, el momento ha llegado y será posible vivir, al lado de su creador, las canciones tan esperadas por bailar.

Además, para esta nueva presentación, entusiasma mucho el estatus de súper estrella con el que cuenta. En aquella ocasión un pequeño grupo de bailarinas acompañaron a Benito en el escenario. ¿Será que en esta oportunidad, y en el marco del Estadio Nacional, tendremos una propuesta más estimulante?

En el 2018, de hecho, ocurrió un incidente: hubo un percance que obligó a desalojar la tarima VIP donde había muchas personas, incluyendo miembros de la prensa. Esta tarima empezó a desequilibrarse y, ante la posibilidad de caer, miembros de la seguridad privada sacaron a todos los que estaban colocados allí.

Tras giras por literalmente todo el planeta y presentarse en escenarios como Coachella, es razonable deducir que la experiencia ha hecho que su equipo esté consciente de que, para esta gira, el espectáculo deberá ser de primer nivel.

La convocatoria a su espectáculo del 2018 fue de 9.000 personas. Sabiendo que en el Estadio Nacional se pueden adaptar las condiciones a más de 40.000 personas (la cifra admitida para el concierto de Coldplay), la experiencia podría ser épica.

También, para esta oportunidad, Bad Bunny podrá contar con la atención de todos los melómanos del país, pues en el 2018 el puertorriqueño cantó justo el día después del legendario concierto de Roger Waters, uno de los más importantes en la historia del país.

Para noviembre, Bad Bunny llegará tras ser el número 1 de Spotify en los últimos dos años en todo el planeta. En lo que va de este 2022 supera los 45 millones de oyentes mensuales y, además, sus canciones se han reproducido más de 10.000 millones de veces. Benito tendrá toda la oportunidad de brillar, sorprender y, por qué no, firmar su nombre entre las presentaciones más memorables que el país pueda atestiguar.

Jorge Arturo Mora

Jorge Arturo Mora

Periodista de cultura y sociedad para Viva, Áncora y Revista Dominical.