Carlos Soto Campos. 26 marzo

Keanu Reeves definitivamente sabe cómo manejar una situación estresante en sus películas, pero este fin de semana probó que también puede hacerlo en la vida real.

La estrella de filmes como John Wick y The Matrix tomó un vuelo de San Francisco, California hacia Los Ángeles, el cual debió aterrizar de emergencia. Aunque no se sabe qué ocurrió con el vuelo de la empresa United, varios videos de lo que ocurrió después, se han viralizado.

(Video) Vuelo de Keanu Reeves debió aterrizar de emergencia

El actor de 54 años se enfrentó el sábado 23 de marzo a una emergencia pues –según los pasajeros– el avión “casi se estrella”. La empresa United señaló a Yahoo News que el avión debió aterrizar por un desperfecto mecánico.

El aterrizaje no dejó heridos, pero sí dejó a los pasajeros en el aeropuerto de Bakersfield, una ciudad al norte de Los Ángeles, es decir, a dos horas en carro del destino planeado.

Cuando llegaron al aeropuerto, varios pasajeros quisieron comunicarse con sus familias de inmediato, mientras que Keanu se acercó al equipo en cabina para recibir instrucciones.

Como se ve en algunos videos que capturaron pasajeros y compartieron en Instagram, Keanu se volvió una especie de líder que dirigió al grupo.

Vestido de negro y usando una gorra de una empresa de motocicletas, Keanu se encargó de que los pasajeros mantuvieran la calma, incluso cuando anunciaron que tendrían que llegar a Los Ángeles en bus (sí, un viaje en bus con Keanu Reeves, como en la película Speed).

La ironía del caso le dio buen material en redes sociales a los que iban en el camino en una van.

En lugar de mantener la velocidad del vehículo a más de 50 millas por hora, Keanu trató de hacer el viaje ameno leyendo desde su celular algunos datos sobre la ciudad de Bakersfield, “la novena ciudad más populada de California”, como le dijo a sus compañeros.

Keanu también puso música del “sonido de Bakersfield” un género musical desarrollado en los años 50.

Uno de los detalles más curiosos es que el aeropuerto estaba cerrado, sin embargo, después de negociar, los pasajeros pudieron comprar algo de comida en el camino. Keanu no compró comida allí, pero sí consiguió de camino un Gatorade y un banano.

Los videos del viaje terminan con una visita del actor a la cadena de hamburguesas Carl’s Jr.

Nada fue planeado, pero algunos periodistas y blogueros llamaron este asunto la mejor promoción posible para la tercera entrega de John Wick, que llegará a cines estadounidenses en mayo.