Farándula

¿Qué pasa con la reina Isabel II? Monarca cancela todos sus eventos virtuales

Escueto anuncio del Palacio de Buckingham se da en medio de múltiples rumores que han circulado en las últimas horas sobre el estado real de salud de la monarca.

Luego de anunciar que se contagió de covid-19 el pasado domingo 20 de febrero, la reina Isabel II ha decidido cancelar toda su agenda virtual para concentrarse en su recuperación.

Así lo dio a conocer el Palacio de Buckingham en un escueto comunicado difundido por la prensa internacional, en el que además insiste en el que la monarca de 95 años experimenta “síntomas leves”. Al parecer, la decisión se da para garantizar la recuperación exitosa de la reina.

“Como su majestad todavía experimenta síntomas leves parecidos a los de un resfriado, ha decidido no emprender sus compromisos virtuales planeados hoy, pero continuará con tareas ligeras”, dijo el palacio en el comunicado.

De acuerdo con la cadena CNN, los deberes ligeros a los que hace referencia el Palacio de Buckingham tienen que ver “probablemente” con sus responsabilidades como jefa de estado de leer y responder la correspondencia oficial, así como la firma protocolaria de documentos que recibe diariamente en sus famosas cajas rojas (con la comunicación del Gobierno).

Se desconoce si la cancelación de esos eventos virtuales incluye su conversación telefónica semanal con el primer ministro británico, Boris Johnson, con quien se reúne cada miércoles. Respecto a los compromisos de la reina para la próxima semana, la primera de marzo, la cadena dijo que la monarca irá viendo si los atiende conforme se recupere del virus.

Si bien la reina es la más reciente miembro de la realeza británica contagiada por el virus, no ha sido la única, pues su hijo mayor, el príncipe Carlos, estuvo bajo cuarentena a principios de febrero tras contraer por segunda ocasión covid-19, al igual que su esposa Camila. El heredero al trono británico había visitado a la monarca justamente en esos días. Además, una fuente del Palacio le confirmó a CNN que recientemente hubo “una serie de casos diagnosticados en el equipo del Castillo de Windsor”.

Desde el inicio de la pandemia la reina había extremado precauciones para no contraer el virus, incluso suspendió actividades, se vacunó y se mantuvo aislada.

La preocupación en torno a la monarca, quien cumplirá 96 años el próximo 21 de abril, se debe a que en los últimos meses ha experimentado problemas de salud dada su avanzada edad.

El anuncio se da justamente cuando el Reino Unido levanta la obligatoriedad de guardar cuarentena, a partir de este jueves 24 de febrero. La reina se mantiene bajo la vigilancia de su médico personal Hugh Thomas.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.