19 junio, 2016
Miguel Carvajal, de 73 años, impartió el taller de hula-hula. Rafael Murillo
Miguel Carvajal, de 73 años, impartió el taller de hula-hula. Rafael Murillo

La mañana de este sábado, Paraíso de Cartago recibió el segundo fin de semana del programa Enamorate de tu Ciudad con gran convocatoria.

Decenas de padres e hijos se acercaron a disfrutar de las actividades culturales, artísticas y recreativas que les esperaban en el centro de la comunidad cartaginesa.

Música, juegos de mesa, pintacaritas, clases de hula-hula, una pequeña piscina de bolas de plástico, un rally y un espectáculo en homenaje a Charles Chaplin llamaron la atención de los pequeños y grandes que se acercaron al parque.

San Marcos de Tarrazú, San Pablo de León Cortés, Santa María de Dota y Paraíso son el epicentro de la nueva edición del programa cultural producido por el Ministerio de Cultura.

En San Marcos de Tarrazú los vecinos también se apuntaron a jugar ajedrez. Valeria Regazzoli para La Nación
En San Marcos de Tarrazú los vecinos también se apuntaron a jugar ajedrez. Valeria Regazzoli para La Nación

“Hoy está calentando más”, aseguró Fran Castro, miembro del staff. “La semana pasada costó que la gente se acercara. Llovió temprano y acá no están muy acostumbrados a que pasen este tipo de actividades”.

Lo mismo sucedió en la zona de los Santos el sábado anterior, cuando la convocatoria en sus parques fue mínima como consecuencia de poca divulgación.

Tras el frío arranque, Paraíso mostró otra cara este sábado y puso el calor a la fiesta.

Miguel Carvajal, de 73 años, fue uno de los instructores de una de las actividades más llamativas de la jornada: los talleres de hula-hula. “Esto motiva a los jóvenes y niños a que no cojan ningún vicio y que se dediquen a algún deporte, nosotros motivamos eso”.

Brando Castro monta su monociclo para entretener al público. Rafael Murillo
Brando Castro monta su monociclo para entretener al público. Rafael Murillo

Para Sandra Mora, que asistió a la actividad cultural con su hija de ocho años, la ventaja de estas actividades es su accesibilidad.

“Aquí estamos los que tenemos recursos y los que no tenemos. A veces se hacen actividades a las que la gente que no tiene recursos no puede ir. Por ejemplo, ahora hay una feria en la escuela y la mayoría de la gente está aquí porque allá nos cobran”.

El animador del evento, Erick Brenes, aseguró que la convocatoria aumentó en comparación al primer fin de semana.

“Se ponen muy alegres porque las actividades involucran no solo a los niños, sino también a los padres. Los papás se han acercado a jugar fútbol con los niños, a hacer las clases de hula-hula y los talleres de baile”, dice.

“Esto ayuda a que la gente recupere el parque. El objetivo de estas actividades es que el parque sea de nuevo de la gente de acá y no necesariamente de las drogas u otras problemáticas. El aporte ha sido muy importante y esperamos que las cinco semanas que vienen siga creciendo”, agregó.

Las actividades continuarán desarrollándose de forma simultánea en las cuatro comunidades los sábados y domingos hasta el 17 de julio), de 9 a. m. a 3 p. m.