30 marzo
En uno de sus rituales de despedida de soltera, Meli fue vestida por sus amigas con un traje confeccionado con papel higiénico. Hasta eso se le ve bien a la bandida muchacha ¡qué guapa que es! Foto Fabiola Mora/para La Nación
En uno de sus rituales de despedida de soltera, Meli fue vestida por sus amigas con un traje confeccionado con papel higiénico. Hasta eso se le ve bien a la bandida muchacha ¡qué guapa que es! Foto Fabiola Mora/para La Nación

Muchas mujeres sueñan con casarse, desfilar hacia el altar vestidas de blanco, decir “sí, acepto”, tirar liga y ramo de flores; antes, eso sí, es necesaria una despedida de soltera y Melissa Mora tuvo la suya el pasado jueves, pero no una, tuvo dos.

Primero sus amigas más cercanas se la llevaron a una quinta en Turrúcares y allí hicieron casi de todo… lo permitido. Había piscina, música, área de juegos, bocadillos y bromas picantes. Llevaron una maga que con sus trucos sacó palomas de la chistera —pero palomas de la paz—.

Como suele ocurrir en las despedidas de solteros (hombres o mujeres), hubo muchos chistes sexosos y elementos temáticos, como esta singular piñata, que fue toda una sensación entre las concurrentes. Foto Cortesía
Como suele ocurrir en las despedidas de solteros (hombres o mujeres), hubo muchos chistes sexosos y elementos temáticos, como esta singular piñata, que fue toda una sensación entre las concurrentes. Foto Cortesía

Al caer la tarde, cambiaron de escenario pero no de meta: divertirse y brindar por la salud y la felicidad de la soltera. Fue en San Ramón —terruño de sus mejores recuerdos—, donde se armó la pachanga que permitió a muchas amigas más, que no estuvieron en el día, unirse a la celebración.

La actividad se realizó en el salón Terraza Linda Vista, en San Pedro de San Ramón donde prosiguió la celebración, muy sentida y llena de detalles cariñosos, donde las amigas le expresaron sus mejores deseos de felicidad. La fiesta la animó el grupo Son del Puerto. No faltaron las canciones de amor y plancha, así como las infaltables en este tipo de festolinas como aquella que dice “¿Cómo te voy a olvidar?”

Hasta piscineada tuvieron las chiquillas, acá las mejores amigas de la futura contrayente, cuando estaba empezando el vacilón. Foto Cortesía
Hasta piscineada tuvieron las chiquillas, acá las mejores amigas de la futura contrayente, cuando estaba empezando el vacilón. Foto Cortesía

Como ocurre en toda despedida de soltera que se precie de ser entretenida y divertida, no faltaron las alusiones al tema sexual, así como los queques decorados con falos, las piñatas con más penes que gloria y otros elementos que no podemos mencionar.

A Meli también le diseñaron y le encaramaron un traje improvisado con tiras de papel higiénico de paquete. En la fiesta de la piscina, las amigas, sin importar la talla, andaban con bañador naranja, mientras la novia lucía de blanco sin pecado original. Para no perder la costumbre, Melissa se vio durante toda la jornada regia y abundante en hermosura; cuando llegó la noche eligió un suéter de peluche tan blanco como armiño; en todo momento estuvo siempre a su lado su querida hermana Fabiola Mora, quien cada día se pone más guapa, repetimos, para no perder la costumbre.

No hay duda que esta amenaza con ser la boda del año en términos mediáticos. Melissa, ícono sensual contemporáneo, nunca pero nunca pasa inadvertida, ella siempre da de qué hablar. En las redes antisociales tiene cantidades iguales de benefactores y de detractores; de eso se trata porque al final todo suma positivo, además, hay que tomar en cuenta que con la decisión de Melissa Mora de casarse con su amado, Jonathan Picado, desaparece el símbolo sexual por excelencia de los últimos 15 años y ella sigue campantemente hermosa, bella y polémica.

El viernes pasado, por ejemplo, cuando en De Boca en Boca difundieron una nota del periodista Diego Piñar sobre la despedida de soltera en cuestión, la nota obtuvo el pico más alto de la jornada, con 20 puntos. De eso estamos escribiendo: sin duda, Melissa siempre levanta los picos… de audiencia. Por el momento solo falta esperar los detalles del matrimonio programado para el próximo sábado 6 de abril. Seguiremos informando.

El empresario Judko Rosenstock y el periodista Sergio González se han dejado ver muy enamorados en las últimas semanas. Bien por ellos, como que este 2019 pulula el amor por todos los rincones, hasta estos Topos están embarcadillos en estos lares del romanticismo, ve vos. Foto FB
El empresario Judko Rosenstock y el periodista Sergio González se han dejado ver muy enamorados en las últimas semanas. Bien por ellos, como que este 2019 pulula el amor por todos los rincones, hasta estos Topos están embarcadillos en estos lares del romanticismo, ve vos. Foto FB

Y bueno, el reality que ya lleva su segunda emisión en Facebook, ‘Kilos Afuera’, se ha convertido en todo un suceso en redes y, lo más importante, se ha cuantificado en logros para los participantes. Qué gozada en la última emisión --cuya final fue en el Casino del Hotel Sheraton-- cuando los organizadores reclutaron a Gipsy Montoya (ex A todo dar) y en la final le encaramaron los chuicas que usaba en el extinto e icónico programa de Repretel... y la mandaron a pista con ¡“El baile del gorila"! Hay que decirlo: se veía igual de chiquilla que en aquellos años, eso sí con un poco menos de soltura en las caderas, pero la gente tomaba fotos para el Feis, el Instagram, etc, todo para decir que fueron testigos del resucitado baile del gorila.

Ya hablando de ‘Kilos Afuera’, en la final vimos a George Angulo (piedra angular de los famosos gimnasios que llevan su nombre) con un traje rojo y con el cabello de color gris, cuando salió el “George” hasta pólvora tiraron, no hay duda de que es el mero mero de los gimnasios que abrieron la senda para muchos que pululan hoy y, también, vuelve locas a un montón de seguidoras y hasta seguidores. Eso sí, él siempre se mantiene humilde y risueño, aunque muchas (y muchos) se enfoquen más en sus brazotes y así.

Al que vimos muy bien acompañado en el evento fue al periodista Sergio González, (el de Contámelo todo, ¿se acuerdan?) encargado de comunicación de ‘Kilos Afuera’ y que, sabemos, es amado por las doñitas, nada más que amado también por Judko Rosenstock, el rey de las torres de San José, pues desde que se bajó de la tarima estaban en una pura miel, y un día después subieron una foto en la playa en el Feis. ¡Sin ningún resquemor, así nos gusta!

Lo más curioso es que cuando el excomunicador de Repretel subió la foto, no faltaron quienes le comentaron que si su acompañante era “su papá” y Sergio contestó “¡Somos de la misma edad!” ¡Bandido este! Habrá que cantarle “A mí me gustan mayores”, pero de que se ven guapos, se ven guapos. Y si no, les cantamos aquella otra “¡A quién le importa!".

Después de toda esta vineazón, hemos de decir que ‘Kilos Afuera II’ lo ganó Jorge “Cocoska” Quesada, quien trabaja en la famosa Soda Castro y el muchacho le puso de verdad: perdió 21 kilos.

Los dos
Los dos "Jorges" felices: George Angulo y Jorge “Cocoska” Quesada, quien trabaja en la famosa Soda Castro y fue el ganador de 'Kilos Afuera': perdió 21 kilos. Foto FB

¡Ve vos! A Greivin Morgan lo hemos conocido siempre como un modelo guapísimo, ducho en este quehacer, bajo perfil en el tema de escándalos y, para decirlo con todas sus letras, con costos le conocíamos la voz, pues hasta donde sabíamos, su fuerte eran su porte y personalidad en las pasarelas.

Pero bueno, las benditas redes antisociales a veces siguen siendo sociales y así descubrimos que Morgan tiene un ingenio que desconocíamos por completo, un don histriónico con el que nos hace matarnos de risa a sus seguidores en Instagram, donde publica historias dignas de un stand up comedy artesanal pero súper auténtico y con un ingenio y gracia que muchos otros “standaperos” se desearían.

El video que subió Greivin Morgan a Instagram sobre su experiencia en el concierto de Luis Miguel hizo que nos doliera el estómago de la risa. Y hemos ido descubriendo otros igual de histriónicos ¡quién ve a Morgan! Foto IG
El video que subió Greivin Morgan a Instagram sobre su experiencia en el concierto de Luis Miguel hizo que nos doliera el estómago de la risa. Y hemos ido descubriendo otros igual de histriónicos ¡quién ve a Morgan! Foto IG

¡Qué historión el de ese orgullo nacional que es el escultor Jorge Jiménez Deredia! La verdad es que muchos conocíamos su historia a partir del talento que lo ha puesto en la mirilla internacional y del que, por supuesto, hemos disfrutado sus coterráneos con gran orgullo, máxime en temporadas como la actual exposición de magníficas esculturas que engalanan nuestro San José.

Sin embargo, en una íntima entrevista que se publicó en la revista Sabores que circuló a partir de esta semana entre suscriptores y puestos de venta, Deredia narró detalles impresionantes sobre cómo las limitaciones económicas de su familia en su infancia, a la postre contribuyeron a que él fuera desarrollando su arte.

Hijo de en medio de una familia de nada menos que nueve integrantes, tuvo que asumir responsabilidades en el hogar desde pequeño, pues su papá quedó discapacitado como consecuencia de una vacuna mal aplicada. Entonces Jorge, siendo apenas un pre-adolescente, veía a su mamá, doña Gladys, haciendo milagros con el fin de que le alcanzaran las provisiones destinadas a la cocinada para la numerosa familia. Él era el encargado de picar las verduras, frutas etc en cuadritos del mismo tamaño, precisión que, a la postre, le ayudó e influyó a ser muy minucioso cuando comenzó con la escultura, apenas a la edad de 13 años.

Pero bueno, este detalle es solo un tremendo abrebocas a manera de introducción para conocer cómo los molinos de la vida a veces muelen fino de las formas más impensables, como se ve en la ya mencionada entrevista. Si antes respetábamos a don Jorge, tras leer esa historia estamos deseando encontrárnoslo para darle un fuerte y sentido abrazo. Totalmente inspirador todo lo que narró.

El escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia abrió las puertas de su casa y de su corazón en una sentida entrevista para la revista Sabores, que recién empezó a circular esta semana. Foto José Cordero/Grupo Nación
El escultor costarricense Jorge Jiménez Deredia abrió las puertas de su casa y de su corazón en una sentida entrevista para la revista Sabores, que recién empezó a circular esta semana. Foto José Cordero/Grupo Nación

Tu cara me suena, el entretenido concurso de interpretación de Teletica Formatos cada vez se mira más robusto y se ha vuelto, una vez más, el pretexto perfecto para que centenares de familias costarricenses se sienten juntas, en las noches de domingo a disfrutar del ingenio, las interpretaciones, las gracejadas y las ocurrencias de los participantes, jueces y el resto de la gran producción que implica este espacio.

Por supuesto, los memes que empiezan a circular después de cada programa son parte del vacilón, uno de los más ingeniosos fue el que alguien armó tras la presentación de Juan Vainas el domingo pasado en el papel de Natti Natasha, pues compararon la foto del cómico caracterizado como la reguetonera (impresionante, por cierto) con otra de la escultural presentadora y empresaria Marilin Gamboa, bajo el título “Separadas al nacer”.

Lógicamente, se parecen solo en el pelo y en la pose, pues Gamboa está cada día más guapa porque Natura se congració con ella pero también porque la vemos fajadísima, siempre disfrutando del ejercicio y más ahora, que le está dando durísimo al ciclismo. Lo que sí rescatamos son las ocurrencias de la gente que arma estos memes, pues quién sabe cuánto tendrían que esculcar para hallar y empatar las dos imágenes. A Marilín le hizo muchísima gracia, según supimos y, por otra parte, nosotros seguimos boquiabiertos con el éxito rotundo que han tenido Juan Vainas y Chibolo desde que irrumpieron en la escena nacional, ya desde mucho antes de TCMS. Sencillamente geniales y genialmente sencillos. Eso sería.

Uno de los memes más divertidos de la última emisión de TCMS. Foto FB
Uno de los memes más divertidos de la última emisión de TCMS. Foto FB