10 enero, 2016

La producción de ciencia ficción costarricense sigue en auge, como lo demuestra esta colección de cuentos, que constituye la cuarta recopilación de relatos de ciencia ficción publicada por la Editorial Universidad Estatal a Distancia. La primera antología en esta serie, Posibles futuros apareció en 2009. Dos años más tarde, en 2011, se publicó Objeto no identificado ; y en 2013, salió Lunas en vez de sombras . Te voy a recordar aparece también a solo dos años de distancia de la última antología y a seis de la primera.

El hecho de que las cuatro antologías hayan sido publicadas por una de las principales editoriales universitarias de Centroamérica indica que el género logra una aceptación cada vez mayor. La aprobación crítica que reciba esta recopilación será sin duda merecida, ya que los relatos que la componen utilizan las fórmulas del género de manera sabia y fluida, pero, sobre todo, atrapan al lector, mantienen la tensión narrativa y, a menudo, ofrecen un sorprendente o inquietante final que incita a la reflexión.

LA ANTOLOGÍA DE CIENCIA FICCIÓN REUNE LA OBRA DE OCHO ESCRITORES. FOTO:EUNED PARA LN
LA ANTOLOGÍA DE CIENCIA FICCIÓN REUNE LA OBRA DE OCHO ESCRITORES. FOTO:EUNED PARA LN

En concordancia con la saludable tradición de equidad de género practicada en las tres recopilaciones precedentes, Te voy a recordar presenta el mismo número de relatos escritos por mujeres que por hombres.

La selección de los escritores ofrece la variedad que aportan sus diferentes edades (en la franja de los 30 a los 60 años) y diferentes trayectorias profesionales. Es de alabar también que la elección de los autores proporcione un perfecto equilibrio entre aquellos que habían colaborado anteriormente con la serie y otros que aún no lo habían hecho.

Así, algunos de estos relatos son fruto de la pluma de escritores ya presentes en una o varias de las antologías anteriores: Jessica Clark, Laura Quijano Vincenzi, Daniel Garro, Iván Molina Jiménez, Daniel González Chaves y Anacristina Rossi. Sin embargo, esta recopilación incluye también a otros dos autores que no habían aparecido antes en esta serie, pero en ningún caso autores noveles: María Pérez Yglesias y Uriel Quesada.

Aunque la variedad de los escritores muestra la diversidad estilística de cada uno de ellos, Te voy a recordar ofrece una unidad temática en torno a la idea general sugerida por el título del cuento que da nombre a la antología: el recuerdo en el tiempo. Así, ambos conceptos, el recuerdo y el tiempo, están presentes de una u otra manera en cada relato.

En Pronóstico del tiempo , Clark imagina un futuro en el que un servicio meteorológico secreto posee la capacidad de enviar a sus agentes al pasado. El siguiente relato, Te voy a recordar , de Garro, adentra al lector en ese territorio siempre impreciso entre los recuerdos imaginados y los vividos. A continuación, González juega también con el tiempo y ofrece además color local costarricense en su irónico “Los turistas siempre fastidian”.

Los dos relatos siguientes proporcionan un cambio de tono, de estilo y de localización geográfica. Molina con su mucho más político Un joven demonio entre las sombras , transporta al lector a Europa y a África; y Pérez, con su Hacker y el expediente CLO-B=X , sumerge al lector en otro mundo futurista y frío, el del espacio cibernético y la clonación.

Esta es una antología para no olvidar que la ciencia ficción costarricense es merecedora de estudios críticos, traducciones  y mayor reconocimiento internacional.

Quesada, en La máquina de la memoria , vuelve al tema del recuerdo con un relato que toma la forma de los apuntes cuidadosamente fechados de un psiquiatra. Asimismo, en Círculo perfecto , de Quijano, el tema del pasado se plantea en términos de la teletransportación en el tiempo”. Por último, Rossi, en un cuento que recupera el mito catastrófico del apocalipsis, muestra una especial sensibilidad con respecto a las diferentes formas de sexualidad y asexualidad humanas.

Con su variedad estilística y temática, los ocho relatos incluidos en esta recopilación invitan al lector a hacer breves incursiones en diversos mundos fascinantes y en muchos casos extrañamente reconocibles. De una manera u otra, todos los relatos tienen preocupaciones sociales, políticas y medio-ambientales propias al siglo XXI.

El costarricense o el buen conocedor de Costa Rica se deleitará al reconocer las particularidades y preocupaciones locales que aparecen en aquellos cuentos que están imbuidos de color localista. Otros lectores apreciarán el paisaje de fondo más aséptico o incluso cuidadosamente alejado del país de origen de los autores. A fin de cuentas, todo aficionado a la ciencia ficción de calidad disfrutará descubriendo en cada relato ese particular extrañamiento que Darko Suvin llamara el “novum” y que satisface la lógica narrativa propia del género.

En definitiva, Te voy a recordar es una antología para no olvidar que la ciencia ficción costarricense sigue en auge y es merecedora de estudios críticos, traducciones a otros idiomas y mayor reconocimiento internacional.

La autora es profesora en el Eckerd College, de Florida.

Para pedidos del libro, llamar al 2527-2440.