Jorge Arturo Mora. 5 marzo, 2018
Cristian Cuturrufo es uno de los más aclamados jazzistas chilenos.
Cristian Cuturrufo es uno de los más aclamados jazzistas chilenos.

Una vez que los labios de Cristian Cuturrufo tocan su trompeta, todo el ambiente de una sala puede cambiar.

Basta escuchar un par de interpretaciones del músico chileno para convencerse de una virtuosidad única que lo ha llevado a compartir escenario con otros grandes músicos del planeta.

Cuturrufo, quien suele presentarse en agrupaciones, tocará en el Teatro Nacional este martes a las 9 p. m., como parte de la gira que realiza el conjunto Cristian Cuturrufo Hammond Trío.

La agrupación se completa con Edgardo Parraguez y César García en la batería, antiguos colaboradores del trompetista.

Cuturrufo es considerado por la crítica especializada como el mejor jazzista de su país.

El costo de la entrada es de ¢6.000 para el público general, y ¢4.500 para estudiantes con carné y adultos mayores.

Se pueden adquirir las entradas en la boletería del teatro, llamando al teléfono 2010-1110 y en el sitio web www.teatronacional.go.cr

El recital es presentado por el Teatro Nacional y la Embajada Chilena de Costa Rica. Es la primera vez que Cuturrufo se presenta en Costa Rica.

Un nombre establecido

Desde finales de los ochenta, el nombre de Cristian Cuturrufo apareció para quedarse.

Con una influencia musical de países tan diferentes como Estados Unidos, Cuba y su natal Chile, Cuturrufo desarrolló una reformulación de la música bebop, estilo que se desarrolló durante mediados de los cuarenta.

Tras su apogeo con la agrupación de latin jazz Motuto, el chileno comenzó a realizar giras con su quinteto.

En la agrupación han participado músicos como el saxofonista Ignacio González, el guitarrista Jorge Días y el baterista Carlos Cortés.

El éxito del quinteto lo llevó a trabajar junto a Valentín Trujillo, un maestro chileno del piano popular.

Recientemente, Cuturrufo grabó en el club de jazz más reconocido del mundo, el Blue Note, considerado como el Olimpo del jazz. También participó en el Che Bala Jazz Club de Roma y en el Festival Internacional de Jazz de Minsk 2017.

En la actualidad, el chileno se muestra interesado por fusionar el jazz con el funk. Ese interés se ha visto reflejado en sus últimas producciones (ha grabado nueve discos como solista y dos colectivos).