Cine

Valentina Maurel tras ganar en Locarno: ‘El mundo está mirando a Costa Rica, no nos podemos quedar atrás’

En entrevista con ‘La Nación’, la cineasta tica comparte sus impresiones después de haber hecho historia: su largometraje ‘Tengo sueños eléctricos’ ganó tres premios en el prestigioso Festival de Cine de Locarno

Lo que en un principio se asumió con nerviosismo, hoy se festeja por todo lo alto. Valentina Maurel, cineasta costarricense, le había contado a Viva el fin de semana anterior que, a las vísperas del estreno de Tengo sueños eléctricos, era inevitable sentir temores por cómo aceptarían el filme.

En ese momento, su primer largometraje ya estaba haciendo historia, pues era el primer filme tico en entrar en la competencia oficial por el Leopardo de Oro, galardón del prestigioso Festival de Cine de Locarno.

Finalmente, el legado se agrandó: este sábado 18 de agosto, Maurel ganó el reconocimiento por Mejor Dirección, a la actriz Daniela Marín Navarro le otorgaron el galardón a la Mejor Interpretación Femenina y Reinaldo Amién Gutiérrez a Mejor Actor.

“Solo puedo decir que la emoción y la felicidad son inmensas. Aún estoy sobre una nube... No logro aterrizar”, cuenta desde Suiza, un día después de la gran celebración.

Con su primera llegada al Festival de Locarno, uno de los más antiguos del planeta, Costa Rica registró su nombre gracias al trabajo de Maurel con la cinta Tengo sueños eléctricos.

El filme describe las atribulaciones de Eva, una adolescente que sufre los embates emocionales del divorcio de sus padres y debe optar por irse a vivir con uno de los dos. Esta es su tercera producción, después de los aplaudidos cortometrajes Paul está aquí y Lucía en el limbo. Este último había obtenido el premio Cinéfondation en el prestigioso Festival de Cannes y ahora, con los nuevos reconocimientos, Maurel sigue sumando puntos para colocarse en el radar de la gran industria fílmica.

“Estos premios son importantes porque significan que al jurado no solo le gustó la película, sino que reconocen el trabajo de Daniela Marin, Reinaldo Amien y el mío. No sé si haya habido jamás un reconocimiento así para un actor o actriz centroamericanos, o por lo menos nunca para una tica o un tico, lo cual genera gran emoción”, cuenta.

La costarricense espera que estos galardones se perciban como un aliento para los productores y el talento local. Su expectativa es que estos galardones sean motivo de esperanza para todos aquellos jóvenes realizadores que sueñan con hacer una trayectoria en esta profesión, así como un llamado de acción para las autoridades a cargo de la promoción de la creación de cine.

“El mensaje es ‘sigan’. Queremos que hagan más películas, que sigan actuando. Estos premios son para la peli, para nosotros, pero sobre todo para el cine tico. Porque esta película es tica y fue apoyada por el fondo El Fauno, pero es una coproduccion con Bélgica y Francia y fue difícil lograr que fuera una coproducción de Costa Rica porque no existen suficientes fondos, ni tratados de coproducción con Europa”, explica.

“Por eso lo que sigue ahora es fomentar la creación de acuerdos de coproducción, y que se apoye la creación de una ley de cine más dirigida a la creación local y no solo a la atracción de inversión extranjera. El talento está ahí. Este es el momento. Esta película podría solo haber representado a Bélgica en este certamen y sería terrible. El mundo está mirando a Costa Rica, no nos podemos quedar atrás”, expresó.

Además del trabajo de dirección, los intérpretes protagónicos Daniela Marín y Reinaldo Amién también fueron reconocidos por su desempeño.

Tras recibir su reconocimiento a la Mejor interpretación Femenina, Daniela Marín mencionó, notablemente emocionada, su gratitud con Valentina Maurel, agradeció al jurado y envió un sentido mensaje en español a su mamá. “Mamita preciosa, te amo”, dijo, para continuar en inglés mencionando a sus seres queridos. En la película, ella interpreta a Eva.

Reinaldo Amién, quien encarna al padre de Eva, agradeció a Maurel por confiar en su trabajo durante tantos años. Durante su discurso, aprovechó para hablar en español y enviar un mensaje a Costa Rica: “Quiero ahora agradecer en Costa Rica a mi familia, a mi hijo Santiago, a mis papás, a mi mamá y a todas las personas que luchan en Latinoamérica por hacer cine a pesar de todas las dificultades”, dijo.

La siguiente parada de Tengo sueños eléctricos será en el Festival de Cine de San Sebastián, en España, que arrancará el 16 de setiembre y finalizará el 24.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.