En la cinta Pixeles , la nostalgia se vuelve el enemigo: del espacio llegará una versión militarizada de los juegos ochenteros. Pac-Man, Donkey Kong, Centipede y hasta las piezas de Tetris lucharán contra un equipo capacitado de gamers , liderado por Adam Sandler

Por: Natalia Díaz Zeledón 23 julio, 2015

Menudo cumpleaños para Pac-Man: en lugar de soplar las 35 velitas que le corresponden este año, Columbia Pictures le dedicó una película.

Pixeles es la versión ampliada de un cortometraje que en el 2010 alcanzó popularidad viral. El director Patrick Jean es el responsable del fenómeno que invadió Internet por varios meses con personajes como Pac-Man, Frogger y Donkey Kong convirtiendo en pixeles de color la ciudad de Nueva York.

Este 2015, Adam Sandler es el responsable de la cinta que se estrenará este jueves en los cines del país. Su compañía productora Happy Madison fue escogida por Jean y el estudio Columbia para nutrir la historia de los personajes de 8-bits con estrellas de carne hueso.

Apocalipsis en 8-bits. Los actores Michelle Monaghan, Adam Sandler y Josh Gad forman parte del equipo Arcader que confrontará la amenaza alienígena de personajes de videojuegos. Columbia Pictures
Apocalipsis en 8-bits. Los actores Michelle Monaghan, Adam Sandler y Josh Gad forman parte del equipo Arcader que confrontará la amenaza alienígena de personajes de videojuegos. Columbia Pictures

Quien comparte el papel principal con Pac-Man será el mismo Sandler que –retomando con un enfoque distinto su personaje cliché de un hombre adulto con alma de niño– interpreta a Sam Brenner, un treinteañero que fue campeón de Pac-Man en la década de 1980.

En medio de una repentina invasión alienígena, sus habilidades con los juegos de maquinita se vuelven de nuevo importantes a los ojos del mundo y de su mejor amigo, el Presidente de los Estados Unidos.

Por un mensaje malinterpretado por una raza alienígena, las armas que fueron enviadas a destruir el planeta Tierra tienen forma de todos los personajes de los juegos de arcade , incluido un Pac-Man gigante.

Sandler no podrá asumir la responsabilidad solo. Si la referencia alienígena recuerda a la trama del Día de la Independencia (1996) , la cacería que monta el gobierno estadounidense contra los monstruosos pixeles es similar a Los cazafantasmas (1984) .

Sandler se ha hecho acompañar para este efecto de su colaborador tradicional Kevin James (el inseguro cliente de Hitch (2005), pero también de caras nuevas: Josh Gad, mejor reconocido como la voz de Olaf en la versión estadounidense de Frozen; Peter Dinklage, el mismísimo Tyrion Lannister de Game of Thrones ; Jane Krakowski, de 30 Rock y Michelle Monaghan, reconocida por su trabajo en True Detective .

A todos esos nombres se le suman un gran repertorio de cameos de actores como Sean Bean ( Game of Thrones , El Señor de los Anillos ), Dan Aykroyd ( Los cazafantamas ) y hasta Ashley Benson (del drama adolescente Lindas mentirosas ), y un sinfín de menciones y apariciones especiales de clásicos videojuegos.

Pixels: la venganza de los juegos de arcade
Pixels: la venganza de los juegos de arcade

¿Hay espacio, entre tantas caras y efectos especiales, para contar una historia? Las críticas preliminares dicen que podría: debajo de lo artificioso hay una historia de nostalgia y aventura que trasciende las astutas referencias a la cultura ochentera de videojuegos.

A su favor tienen la ventaja de que Pac-Man es un personaje que alcanzó la universalidad fuera de las maquinitas de los arcades : en la televisión, en las reproducciones en camisetas y mercancía comercial, y hasta un homenaje en el Google doodle que celebró su cumpleaños número 30.

Con antecedentes de esta magnitud es fácil contagiar al público de añoranza. Las apariciones de otros personajes de videojuegos recuerdan las buenas anécdotas de quienes jugaron Centipede , Space Invaders o Q*bert en los viejos centros de juego y ahora pueden compartir la experiencia con sus propios hijos.

Esa conexión entre generaciones es precisamente a lo que apunta Pixeles : Sam Brenner, encarnado por Sandler, es un adulto disfuncional que encuentra valía salvando al mundo con sus habilidades pero, sobre todo, presentando el universo de bits a una generación que no ha podido experimentarla como se debe.

Etiquetado como: