Sergio Salazar. 23 mayo

¿Sabe usted qué hacer en caso de que se le pierda un objeto? ¿Qué haría si lo asaltan y se llevan sus pertenencias? ¿Cómo evitar que sus bienes terminen en el mercado negro? Asdrúbal Jiménez, un desarrollador de plataformas web y analista de datos consiguió una solución.

El costarricense, de 44 años de edad, desarrolló “Xpositive”, una herramienta que promete cerrarle las puertas a la delincuencia.

¿Cómo funciona? Él mismo lo explica: “Xpositive es una plataforma de protección de objetos que se encarga de conectar con autoridades y casas de empeño cuando una persona es afectada por pérdida o robo. Nos basamos en una necesidad muy grande que es que el 98% de las personas asaltadas en Costa Rica no cuentan con datos para certificar la propiedad de un artículo aún cuando hayan puesto la denuncia”.

Entonces, esta plataforma se basa en dos líneas: objetos encontrados y objetos perdidos.

En el caso de los objetos perdidos, muchos restaurantes, cines, clínicas, hospitales y demás lugares hallan celulares, tabletas y otros bienes sin saber a quién pertenecen, mientras que las personas que los extraviaron tampoco tienen claro dónde dejaron sus cosas.

Asdrúbal Jiménez, mente detrás de Xpositive. (Foto: Mauricio Monge para LN)
Asdrúbal Jiménez, mente detrás de Xpositive. (Foto: Mauricio Monge para LN)

La idea es poner a disposición de comercios e instituciones, una herramienta que permita registrar todos los objetos que se encuentran extraviados con la idea de que el dueño pueda realizar una consulta y buscar qué afiliado reportó el artículo. Para buscar “algo” no es necesario estar registrado en la plataforma.

Ahora bien, si la persona es víctima de robo, la plataforma le proporciona un botón de reporte con el cual se genera un protocolo de asistencia que le sugiere qué hacer (y qué no) en la situación en la que se encuentre.

“La línea de los robados funciona de la siguiente forma: cuando un objeto es registrado en la plataforma, se crea un perfil o ficha técnica del objeto en donde se incluye marca, modelo y número de serie (en caso de que se cuente con esta información), golpes o características que ayuden a distinguirlo, fotos y demás detalles que aumentan la posibilidad de identificar el bien”, detalló Jiménez.

Todos esos datos recopilados por Xpositive, se facilitan al Organismo de Investigación Judicial, a la Policía Municipal, Fuerza Pública, casas de empeño y sitios de venta/compra en línea, para que estén al tanto de que ese objeto se reportó como robado.

El usuario puede registrar de manera segura todos los objetos que desee.

Antes de notificar a la persona que el objeto perdido o robado ya fue localizado, se realiza una verificación de información, con el fin de corroborar que realmente se trate del dueño del bien.

Entregas confiables

Las entregas de los artículos también se realizan bajo un protocolo de seguridad en el que, una vez comprobado que el bien pertenece a determinada persona, al dueño y al comercio se les entrega un código único asociado al objeto. Cualquier individuo que llegue sin ese código, no se le entregará el artículo.

Xpositive no es una aplicación per se. Los comercios interesados sí tiene acceso a una aplicación, mientras que los usuarios que desean utilizar esta herramienta pueden ingresar vía web (xpositive.cr).

Por el momento cerca de 1.200 usuarios forman parte de esta plataforma y constantemente se realizan campañas para que más personas se afilien. Por ejemplo, en abril se promovió el uso de esta herramienta entre ciclistas y cerca de 320 se unieron al programa. De esa cantidad, tres ya han reportado el robo de sus bicicletas, las cuales aún están en proceso de rastreo.

Los planes de suscripción son variados. Estos van desde los $10 (unos ¢5.950 colones ) anuales para registrar un objeto, $20 (cerca de ¢12.000) al año para tres objetos y $30 (¢17.900, aproximadamente) para cinco objetos durante el año.

Ejemplar de uno de los códigos únicos que se entregan al propietario del bien. (Foto: Xpositive para LN)
Ejemplar de uno de los códigos únicos que se entregan al propietario del bien. (Foto: Xpositive para LN)

Con el paquete familiar se pueden registrar diez bienes por $50 (aproximadamente ¢30.000) al año o bien elegir la cantidad de artículos que se desea proteger y la herramienta le brinda el precio de la suscripción.

Finalmente, aquellos que cuenten con un negocio pueden registrar 20 objetos por $90 (cerca de ¢54.000) anuales.