Agencia AP, y redacción. 22 febrero
Beresheet, que cuenta con cuatro patas y es apenas del tamaño de una lavadora, orbitará alrededor de la Tierra en trayectorias cada vez más grandes hasta que sea capturada por la gravedad de la Luna y entre a su órbita. (Photo by JACK GUEZ / AFP)
Beresheet, que cuenta con cuatro patas y es apenas del tamaño de una lavadora, orbitará alrededor de la Tierra en trayectorias cada vez más grandes hasta que sea capturada por la gravedad de la Luna y entre a su órbita. (Photo by JACK GUEZ / AFP)

Cabo Cañaveral. Una nave espacial israelí se dirige a la Luna tras haber sido lanzada con éxito la noche del jueves, a bordo de un cohete Falcon 9, en el primer intento del país de Medio Oriente de lograr un alunizaje.

Un satélite de comunicación para Indonesia es el principal cargamento del cohete Falcon 9 de la compañía SpaceX, que iluminó el cielo mientras emprendía el vuelo. Sin embargo, el explorador lunar israelí financiado con inversión privada (algo nuevo no solo para Israel, sino para la exploración espacial comercial) es lo que está generando revuelo.

Israel busca convertirse en el cuarto país en alunizar con éxito, después de la extinta Unión Soviética, Estados Unidos y China. La sonda espacial llamada Beresheet (que en hebreo significa Génesis o “En el principio”) tardará casi dos meses en llegar a la Luna. El alunizaje sería el 11 de abril en el Mar de la Serenidad.

La Luna estaba casi llena y brillando intensamente cuando el cohete se elevó en el cielo oriental. Media hora después del despegue, la sonda lunar estaba libre y en camino. Otra media después la nave ya estaba enviando datos y había desplegado sus patas de aterrizaje.

“Pensamos que ya era tiempo de un cambio y queremos que el pequeño Israel llegue hasta la Luna” , dijo Yonatan Winetraub, cofundador de SpaceIL, una organización sin fines de lucro israelí que está detrás de la labor.

Beresheet, que cuenta con cuatro patas y es apenas del tamaño de una lavadora, orbitará alrededor de la Tierra en trayectorias cada vez más grandes hasta que sea capturada por la gravedad de la Luna y entre a su órbita.

Las misiones Apollo de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) en la década de 1960 y 1970 tardaron alrededor de tres días en llevar a los astronautas a la Luna, pero utilizaron enormes cohetes Saturno V.

La misión Beresheet de $100 millones, no pudo costear su propio cohete, por lo que los organizadores optaron por un viaje compartido. Eso implica un viaje mucho más largo; actualmente la Luna está a casi 370.000 kilómetros (230.000 millas) de distancia.

El artefacto lleva consigo discos digitales con dibujos de niños, canciones e imágenes de símbolos israelíes, recuerdos de un sobreviviente del holocausto y una Biblia. La cápsula será dejada en la luna como testimonio para las generaciones futuras.

Complacido

“Estamos muy emocionados”, afirmó Amir Ofek, embajador de Israel en Costa Rica, mediante un comunicado de prensa, horas previas al lanzamiento.

La trayectoria de la nave puede seguirse en este link: http://live.spaceil.com/