Monserrath Vargas L.. 13 febrero
En HP se recolectan los cartuchos desechados por los clientes, para posteriormente poder reciclarlos. Foto: HP para LN
En HP se recolectan los cartuchos desechados por los clientes, para posteriormente poder reciclarlos. Foto: HP para LN

Sao Paulo. El plástico, las espumas y etiquetas de los cartuchos de tinta que se desechan en los hogares pueden ser utilizados en la creación de resinas para nuevos cartuchos y, lo que sobra de ese proceso, hasta se emplea para hacer cemento. Esas son algunas de las aplicaciones que han encontrado en el Centro de Reciclaje que la compañía HP tiene en el campus Flex, en Sorocaba, Sao Paulo, Brasil.

Durante la Cumbre de Innovación para el Impacto Sostenible, la empresa reveló a 26 periodistas latinoamericanos algunas de sus estrategias para hacer que esos materiales recirculen y, de esa forma, contribuir a proteger el planeta.

Según datos de ONU Medio Ambiente, se estima que se han producido más de 8,3 mil millones de toneladas de plástico desde principios de los años cincuenta y que alrededor de 60% de ese plástico ha terminado en vertederos o en la naturaleza.

Diego Mutta, encargado de operaciones de HP, explicó durante un recorrido por la planta de reciclaje que los cartuchos de tinta se recogen en más de 400 puntos de Brasil, como parte del programa que se llama HP Planet Partners Brasil.

Al principio, unas cinco personas lograban recuperar los materiales que se utilizan para 1.000 cartuchos. Sin embargo, como la planta cuenta con un Laboratorio de Investigación y Desarrollo, el proceso fue automatizado y ahora se pueden recuperar los componentes de 8.000 cartuchos al día, con tan solo un operario.

Entre los materiales que se obtienen en la cintas de seguridad que llevan los cartuchos, se encuentran los preciosos, como el oro, que gracias al proceso pueden ser recolectados y reutilizados.

Esa no es la única medida que la compañía ha desarrollado para combatir la contaminación que causan los desechos plásticos en el mar, pues HP también ideó un programa en Haití, que ha generado 600 empleos para adultos de ese país.

Como parte del proceso algunos de los materiales son triturados. Foto: HP para LN.
Como parte del proceso algunos de los materiales son triturados. Foto: HP para LN.
¿Cómo funciona?

Según explicó la compañía, el escaso acceso a agua potable, obliga a los haitianos a consumir agua en botella, lo cual genera desperdicio y presencia de desechos.

Es por esa razón que, hay personas que recolectan las botellas y ese plástico se procesa y se reutiliza en crear nuevos cartuchos de tinta originales de HP.

De esa forma, la compañía asegura que ha logrado reciclar 250 toneladas, lo que equivale a 12 millones de botellas de plástico.

Otros esfuerzos

HP no es la única que realiza esfuerzos para tratar de evitar que el plástico vaya a dar al mar o a otros espacios y se convierta en contaminante.

En octubre del 2018, unas 250 empresas, que utilizan el 20% de todos los envases de plástico producidos a nivel mundial, entre ellas Grupo H&M, L’Oréal, Mars Incorporated, PepsiCo, The Coca Cola Company y Unilever, entre otras, firmaron el Compromiso Global por la Nueva Economía de los Plásticos.

Este se ha trazado tres principales objetivos: eliminar empaques plásticos y sustituirlos por modelos de empaques desechables por otros reutilizables; innovar para garantizar que 100% del embalaje de plástico se pueda reutilizar, reciclar o compostar de forma fácil y segura para el 2025 y aumentar significativamente las cantidades de plásticos reutilizados y convertidos en nuevos empaques o bienes para circular el plástico que ya se ha producido.

En el centro de reciclaje de cartuchos, se separan las espumas, etiquetas y plásticos. Estos materiales son reutilizados en la producción de nuevos cartuchos. Foto: HP para LN.
En el centro de reciclaje de cartuchos, se separan las espumas, etiquetas y plásticos. Estos materiales son reutilizados en la producción de nuevos cartuchos. Foto: HP para LN.

¿Por qué el plástico es un problema? Por diversas razones, entre ellas que está empezando a ingresar en el organismo de seres vivos como aves y se calcula que el 90% de ellas tienen restos de ese material en sus estómagos.

Asimismo, una investigación costarricense resaltaba en abril del 2018 que el plástico se convierte en microplásticos, es decir, pequeños fragmentos con medidas menores a los cinco milímetros, debido a la acción del agua y la radiación ultravioleta.

“La contaminación con microplásticos incrementa el intercambio de genes de resistencia antibiótica entre las bacterias, lo que podría tener un impacto negativo sobre la salud humana. Esto quiere decir que las bacterias se hacen más fuertes y este tipo de medicamentos no consiguen acabar con ellas (no las matan)”, señalaba la investigación publicada por este diario.

El proceso de HP
El proceso de HP