Patricia Blanco Picado. 6 marzo
En Quepos se instala el equipo que recibirá los datos de la
En Quepos se instala el equipo que recibirá los datos de la "boya" por la señal celular de Kölbi. Foto cortesía de UCR

El monitoreo del clima marítimo en el océano Pacífico será posible por medio de un sofisticado equipo que la Universidad de Costa Rica (UCR) adquirió e instala durante esta semana a seis millas náuticas (11 km) de las costas de Quepos.

Se trata de una “boya” fabricada en Noruega y ensamblada en Estados Unidos, con la que se medirán distintos parámetros atmosféricos, como el viento ultrasónico, la temperatura, la presión, la humedad y la radiación, entre otros.

Asimismo, por medio de un sensor tomará datos del oleaje en todas las direcciones, su altura y el período en que tardan las olas en reventar en la playa, así como de la temperatura superficial del agua y de las corrientes desde la superficie hasta aguas profundas.

“Es un hito para Costa Rica, porque va a ser la primera boya instalada en el país y un recurso muy importante que nos va a brindar información para los tomadores de decisiones, entre estos la capitanía de barcos, guardacostas y las marinas (que brindan servicios a embarcaciones); el público en general y la comunidad científica”, aseguró Rodney Mora Escalante, coordinador del Módulo de Información Oceanográfica del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (MIO-Cimar), de la UCR.

En el futuro se podrán agregar más componentes a la boya, ya que es un equipo muy robusto y versátil, explicó Mora.

Por ejemplo, con él se puede medir la acidificación del océano, un indicador relacionado con los efectos de la crisis climática.

¿Por qué se adquirió el equipo?

De acuerdo con el especialista del MIO, en Costa Rica son escasas las mediciones que se efectúan de las condiciones del mar, pues no se realiza un monitoreo permanente de las variables oceanográficas.

Una vez que empiecen a obtener la información transmitida por la boya, el siguiente paso será la puesta en marcha de modelos de oleaje para pronósticos de las costas de Costa Rica.

En este momento, el MIO-Cimar realiza pronósticos basándose en modelos globales que tienen una resolución muy gruesa, mientras que con la información que se obtenga se logrará mucho mayor detalle a nivel local.

Otro aspecto que Mora resaltó es que se requiere contar con información en tiempo real.

A través de una plataforma digital, se van a poder visualizar los datos que el equipo transmite a través de la señal celular.

Para esto, se cuenta con el apoyo del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), que facilitará la logística para la transmisión de los datos.

Igualmente, se obtuvo la colaboración del Servicio Nacional de Guardacostas, para la protección de la boya, de la Comisión Nacional de Prevención de Riesgos y Atención de Emergencias (CNE) y de la empresa Marina Pez Vela, ubicada en Quepos.