Así lo confirmó esta mañana Marino Protti, investigador del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

Por: David Delgado C. 11 septiembre, 2012
 La Iglesia Católica de Bellavista de Nandayure presentó severos daños, tras el terremoto. | ARCHIVO.
La Iglesia Católica de Bellavista de Nandayure presentó severos daños, tras el terremoto. | ARCHIVO.

San José (Redacción). El terremoto de 7,6° magnitud momento, que movió al país el pasado 5 de setiembre, sí fue el esperado terremoto de Nicoya; pero, no liberó toda la energía acumulada.

Así lo confirmó esta mañana Marino Protti, investigador del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori) y quien ha liderado las investigaciones en este tema.

Protti explicó que el movimiento sísmico solo liberó el 40% de la energía, y que ella corresponde a la acumulada en los últimos ocho años.

Según el investigador, “ podría esperarse otro terremoto igual o de mayor magnitud dentro del mismo ciclo sísmico”.

El terremoto, que ocurrió a las 8:42 a. m. se originó a 20 kilómetros al sur de Sámara en Nicoya

Etiquetado como: