Eillyn Jiménez B.. 18 septiembre

(Video) Víctima de abuso sexual cuenta lo ocurrido

Un hombre de apellidos Villarreal Gutiérrez pasará los próximos tres en prisión preventiva, luego de que le metió la mano debajo del vestido y tocó a una mujer en San Francisco de Cartago.

Así lo determinó el Juzgado Penal de esa provincia este viernes, tras acoger la petición de la Fiscalía.

El hombre figura como sospechoso de los delitos de acoso y abuso sexual en contra de una persona mayor de edad, por lo que permanecerá tras las rejas mientras avanza la investigación en su contra, la cual se desarrolla dentro del expediente 20-002345-0345-PE.

Los hechos con los que se le vincula al sujeto ocurrieron el pasado miércoles 16 de setiembre, cuando Karla Vanessa Garro Quirós se disponía a ingresar a su vivienda, después de haber ido con su bebé de seis meses y su hija de 11 años a sacar unas fotocopias cerca del estadio José Rafael Fello Meza.

Según contó la víctima, Villarreal se le acercó, le susurró al oído ¡qué rico! y la tocó.

“Me volví y lo enfrenté, le dije: '¿Qué le pasa imbécil? y lo que hizo fue sacar un arma que andaba, me asusté mucho y empecé a gritar. Mi esposo salió y lo persiguió, pero no logramos encontrarlo”, explicó la mujer, de 29 años, en entrevista con La Nación.

Lo ocurrido fue captado por las cámaras de varias casas vecinas, por lo que con esos videos como prueba acudió a poner la denuncia al Tribunal Penal de Cartago.

Menos de 24 horas después, a las 6:15 a. m. de este jueves, Villarreal fue capturado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) afuera de su vivienda, en Llanos de Santa Lucía, en Paraíso.

Garro considera inconcebible que ya ni en el portón de su vivienda se pueda sentir segura y cree que es una lucha de todos el combatir los abusos sexuales.

Además, la situación afectó a su familia, ya que su hija dijo que no quería volver a salir ni tampoco a usar vestido y enagua.

"No tenemos por qué quedarnos calladas, no es culpa de nosotras, ni de si andamos con ropa corta o larga, de si somos flacas, gordas, eso no importa, la sociedad está mal y el que me hizo esto es un depravado, un degenerado, esto se tiene que acabar ya.

“Esto tiene que parar, es necesario que las autoridades nos escuchen, nos cuiden, nos protejan. No puede ser que yo, con mis dos hijos, salga y llegue un asqueroso y haga esto (...)”, enfatizó.

Villarreal es vecino de Paraíso y fue detenido este jueves al salir de su vivienda. Foto: Cortesía OIJ
Villarreal es vecino de Paraíso y fue detenido este jueves al salir de su vivienda. Foto: Cortesía OIJ
Ya había estado en la cárcel por violación

Esta no es la primera vez que Villarreal Gutiérrez, de 48 años, enfrenta una causa relacionada con un delito sexual.

En el 2003 fue detenido por un delito de violación y, posteriormente, condenado a 13 años de prisión.

La información fue confirmada por la Fiscalía Adjunta de Cartago, la cual corroboró que el caso se desarrolló dentro del expediente 03-001983-0345-PE. Empero, al tratarse de una causa tan antigua no fue posible obtener más detalles.

Ahora, el hombre se expone a una pena de hasta seis años de prisión por el delito de abuso sexual.

El artículo 162 del Código Penal explica que será sancionado con prisión a “quien de manera abusiva realice actos con fines sexuales contra una persona mayor de edad”.

Destaca ese mismo apartado, que cuando el sospechosos se aprovecha de “la vulnerabilidad de la persona ofendida” se puede ser más severo.

Además, con la entrada en vigencia de la Ley contra el acoso sexual callejero, el artículo 388 bis del Código Penal estipula “una pena de quince a treinta días multa a quien, en un espacio público, de acceso público o en un medio de transporte remunerado de personas, profiera, dirija o ejecute, con connotación sexual, palabras, ruidos, silbidos, jadeos, gemidos, gestos o ademanes hacia otra persona, sin su consentimiento”.