Reiner Montero, Corresponsal GN. 28 febrero

La Policía Judicial investiga el robo a un cajero automático del Banco de Costa Rica (BCR), el cual habría sido violentado mediante el uso de un equipo de acetileno.

El robo fue descubierto la tarde del miércoles en la comunidad de Barra del Tortuguero, en Pococí, Limón.

Un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles busca evidencias cerca de donde se sitúa el cajero automático. Foto: Reiner Montero
Un agente del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles busca evidencias cerca de donde se sitúa el cajero automático. Foto: Reiner Montero

El hecho fue denunciado ante el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Guápiles, luego de que varios usuarios llegaron al cajero y detectaron múltiples daños en la estructura de metal.

La delegación de la Fuerza Pública se sitúa a menos de 50 metros del cajero, por lo que los oficiales confirmaron la versión de los usuarios.

Al parecer, con herramientas especiales los ladrones efectuaron un boquete.

Preliminarmente, las autoridades judiciales manejan que del cajero sustrajeron una suma que ronda los ¢50 millones, así como unos $24.000.

Los agentes judiciales recopilaron videos de seguridad en varios comercios, sin embargo al momento del robo en la comunidad no había suministro eléctrico por parte del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE). Por este motivo las cámaras y alarmas al parecer estaban desconectadas.

El punto donde está situado el cajero comunica con un sendero que lleva a la playa, lo cual pudo ser aprovechado por los ladrones.

Empresarios que prefirieron o identificarse, manifestaron su preocupación por lo ocurrido, en especial porque ocurrió a escasos metros de la delegación de la Fuerza Pública.

Debido a que ahora no cuentan con el cajero, los usuarios deben desplazarse hasta Cariari para retirar dinero, lo que en ocasiones genera un costo de hasta ¢25.000, dependiendo el medio que utilicen.