Eillyn Jiménez B.. 28 junio
La fiesta se estaba realizando en Santa Teresa de Cóbano, informó la Fuerza Pública. Foto: MSP para LN
La fiesta se estaba realizando en Santa Teresa de Cóbano, informó la Fuerza Pública. Foto: MSP para LN

Una fiesta con 100 personas, en Santa Teresa de Cóbano, Puntarenas, terminó cuando oficiales de la Fuerza Pública llegaron al lugar y ordenaron a los presentes marcharse a sus casas.

La situación fue atendida este sábado 27 de junio, a las 10:30 p. m., informó el Ministerio de Seguridad Pública (MSP), que detalló que los participantes se encontraban dentro de una vivienda consumiendo licor y bailando.

Entre los asistentes había una gran cantidad de extranjeros de diversas nacionalidades, precisaron los policías.

La actividad fue descubierta durante un operativo de rutina que se realizaba en la zona para constatar que las medidas sanitarias se cumplieran.

En esta diligencia, además de los uniformados de Fuerza Pública, también participaban oficiales de la Policía Turística y la Municipalidad de Cóbano.

“La delegación local recibió una llamada de alerta sobre este incidente, por lo que de inmediato los oficiales se acercaron al sitio y, efectivamente, constataron que en un inmueble privado se desarrollaba esta fiesta con al menos 100 personas dentro de una vivienda, la mayoría eran extranjeros de diversas nacionalidades, aparentemente, estaban consumiendo licor y bailando”, explicó Seguridad.

El director de la Fuerza Pública, Daniel Calderón Rodríguez, reiteró el llamado para que no se realicen este tipo de actividades, ya que es una forma de protegerse del covid-19.

“Insistimos y hacemos un llamado a la población en que no es el momento de estar realizando ese tipo de actividades.

“La emergencia sanitaria nos pone en peligro a todos y este tipo de actividades aumentan el riesgo de contagio, no solo para los que participan de la actividad, sino también para sus familias y el resto de la población”, aseguró Calderón.

El dueño del inmueble es un extranjero, quien fue notificado por los inspectores municipales, quienes también pasaron el reporte al Ministerio de Salud.

Calderón agregó que en este caso también se procedió con el proceso correspondiente para aplicar las multas por la infracción a la ley de salud.

El artículo 277 del Código Penal establece que “será reprimido con prisión de uno a tres años, o de 50 a 200 días multa, el que violare las medidas impuestas por la ley o por las autoridades competentes para impedir la introducción o propagación de una epidemia”

En varias ocasiones el ministro de Salud, Daniel Salas Peraza, ha insistido en que la población respete las burbujas sociales y el distanciamiento físico, especialmente, porque si una persona infectada con el virus asiste a una fiesta con mucha gente, el contagio se comporta como un “terremoto” con réplicas.

Precisamente, el fin de semana pasado hubo dos fiestas, una en Alajuelita y otra en La Carpio.

El dueño de la propiedad fue notificado y según la Fuerza Pública se le aplicó el proceso correspondiente para multarlo. Foto: MSP para LN
El dueño de la propiedad fue notificado y según la Fuerza Pública se le aplicó el proceso correspondiente para multarlo. Foto: MSP para LN

Información actualizada a las 5:20 p. m. con más datos.