Carlos Láscarez S.. 11 septiembre

La Fuerza Fública se enfrentó la noche del martes a manifestantes en la entrada a Recope, en Moín, Limón, para permitir el ingreso de camiones cisterna que debían cargar gas GLP (gas licuado de petróleo o gas de cocina) para la distribución nacional.

“No podemos darnos el lujode que el país se quede sin ese suministro por un grupo vandálico que busca hacer una demostración de fuerza buscando perjudicar el país y a la ciudadanía. El gas es indispensables para los hogares y es vital para el funcionamiento óptimo de hospitales, centros educativos e industrias”, expresó el presidente Carlos Alvarado, en un comunicado.

La orden de asegurar el ingreso implicó usar la fuerza para abrir paso en la entrada del muelle de la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

Aquel fue uno de varios choques con grupos de desconocidos, que además s incendiaron la noche de este martes un tráiler que estaba estacionado en la entrada a las instalaciones.

Horas antes unas 30 personas llegaron hasta ese mismo punto y quemaron llantas y varios basureros.

Al sitio llegaron dos unidades extintoras y una taqueta del Cuerpo de Bomberos de la estación de Limón, ya que se recibió información de que habían dañado una tubería de gas LGP. Luego se una revisión se descartó algún daño.

Los bomberos evitaron que las llamas alcanzaran el contenedor del tráiler, el cual contenía bobinas de papel periódico. Foto: Proporcionada por Wilberth Hernández
Los bomberos evitaron que las llamas alcanzaran el contenedor del tráiler, el cual contenía bobinas de papel periódico. Foto: Proporcionada por Wilberth Hernández

La Central de Comunicaciones de Bomberos confirmó que ningún bombero se bajó de las unidades, ante el riesgo de ser agredidos. Para acceder al sitio tuvieron que conversar durante diez minutos con los manifestantes, quienes quemaban desechos sobre la vía.

La Policía confirmó que hasta las 8 p.m. no había ninguna persona detenida por esos hechos.

Quema de llantas y basura por parte de manifestantes en las inmediaciones de Recope, en Moín de Limón. Foto suministrada por Reiner Montero
Quema de llantas y basura por parte de manifestantes en las inmediaciones de Recope, en Moín de Limón. Foto suministrada por Reiner Montero

En barrio Limón 2000, otro cabezal fue quemado, luego de que desconocidos le prendieron fuego.

El ministro de Seguridad, Michael Soto, manifestó que varios delincuentes lanzaron pedradas contra el conductor del tráiler que transportaba bobinas de papel, por lo que tuvo que detenerse. Seguido este logró escapar del sitio para resguardar su vida.

“Sujetos desconocidos atacaron el camión a pedradas. Le prendieron fuego a la cabina. La Policía está en el sitio garantizando la integridad de la carga y del conductor. Estamos en rastreo para tratar de ubicar a los responsables”, explicó Soto.

También vecinos aseguraron que se escucharon múltiples detonaciones, al parecer con armas de grueso calibre y algunos asaltos en negocios cercanos.

Para las 9:15 p.m. un grupo de antimotines de la Fuerza Pública llegó vía terrestre a Moín, con la intención de dispersar a los revoltosos. También otro grupo de policías fueron trasladados vía aérea desde San José.

Soto aseguró a las 10:35 p.m. que los oficiales de la Fuerza Pública intervinieron de manera exitosa la entrada al plantel de Recope en Moín, con la intención de mantener el suministro de gas y no afectar los hogares costarricenses, ni a los hospitales que requieren de este elemento.

Corte eléctrico

A causa de otro acto vandálico, el plantel de Recope sufrió el martes dos cortes eléctricos causados por personas que ingresaron rompiendo candados del cuarto de control eléctrico.

Una vez dentro, cortaron cables, desconectaron la subestación princial, inhabilitaron el centro de control del oleoducto y el sistema de control de nivel de las esferas de almacenamiento de gas LP, confirmó Alejandro Muñoz, presidente de Recope.

“El acto vandálico dejó fuera de servicio las 15 subestaciones que alimentan de electricidad los diferentes sistemas y equipos que operan el plantel", dijo.

Se sospecha que los responsables son empleados autorizados para el ingresode Recope.

Información actualizada a las 10:40 p.m.