Seguridad

Dueño de joyería muere de múltiples disparos en asalto en Cartago

Sospechosos se cambiaron de ropa al salir del comercio para evitar ser reconocidos, pero fueron detenidos por la Policía en las inmediaciones de Plaza Mayor

Franklin Gerardo Serrano Bravo, dueño de la joyería Zafiro Azul, en Cartago, fue asesinado de múltiples disparos en el abdomen durante un fallido asalto al comercio. Los hechos se registraron este jueves a las 9:09 a. m., confirmaron la Cruz Roja Costarricense, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Policía Municipal de la Vieja Metrópoli.

Al atacar al joyero, los dos hampones, armados y vestidos de negro, salieron del lugar y corrieron hacia un vehículo que los estaba esperando; sin embargo, ninguno pudo montarse y siguieron hacia Plaza Mayor. En el camino, los sospechosos se despojaron de sus abrigos, para intentar desviar la atención de las autoridades, pero fueron detenidos por oficiales de la Fuerza Pública que transitaban en bicicleta por la zona comercial.

En tanto, una unidad de la Policía Municipal localizó la ropa y de inmediato acordonó la escena para dejarla en manos de los agentes judiciales. Asimismo, a 25 metros de la joyería se interceptó el carro que al parecer esperaba a los asaltantes, por lo que su conductor también fue aprehendido. Dentro del automotor, también había un arma de fuego que fue decomisada.

Los presuntos responsables del crimen de Serrano se apellidan Mcquillan Gutiérrez (25 años) y Rodríguez Mora (20), mientras que el conductor del vehículo fue identificado con los apellidos Mora Fallas (27). Todos fueron remitidos al Ministerio Público con el informe del hecho para que se les indague y posteriormente afronten la audiencia de solicitud de medidas cautelares.

Raúl Rivera Bonilla, director de la Fuerza Pública en la Vieja Metrópoli, dijo que en la acción policial se tardó tres minutos y Giovanna Siles Pérez, jefa del área de Seguridad de la Municipalidad de Cartago, manifestó que las grabaciones que captó el Centro de Videovigilancia y Comunicaciones serán entregadas al OIJ para que se incorporen a la investigación.

La Policía Judicial indicó que cuando los asaltantes llegaron al establecimiento comercial, además de Serrano se encontraban en la joyería dos dependientes. “Al parecer, hubo un enfrentamiento entre el fallecido y uno de los asaltantes, quien le disparó varias veces en el abdomen”.

Un hombre que trabaja a 50 metros la joyería y que prefirió no dar su nombre por seguridad, narró que minutos antes del mortal asalto él vio a los sospechosos pasar caminando por la acera, pero reconoció que no levantaron sospechas, por lo que no les prestó mayor atención. Poco después escuchó varios disparos y al salir se enteró de lo ocurrido.

Los hampones se exponen a una pena de entre 12 y 35 años de cárcel, debido a que en la investigación las autoridades deberán determinar si se les señala por el presunto delito de homicidio simple o por uno calificado. El Código Penal establece en el artículo 111 hasta 18 años de prisión por el primer ilícito y, en el apartado 112, de 20 a 35 años por el segundo.

Muchos vecinos de Cartago se mostraron consternados por lo sucedido y los comerciantes dijeron tener temor ante situaciones de este tipo, tomando en cuenta que en pocas semanas se incrementarán las ventas y el movimiento en las calles por el pago de aguinaldos y la Navidad.

Serrano, de 62 años, era conocido como Frank, y solía abrir su establecimiento de 8 a. m. a 6 p. m. De momento se desconoce la fecha de su vela, así como los detalles de su funeral, ya que el cuerpo fue remitido a la Morgue Judicial para la autopsia.

Información actualizada a las 5:13 p. m. con más datos.

Eillyn Jiménez B.

Eillyn Jiménez B.

Periodista de la Sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo de la Universidad Internacional de Las Américas y licenciada en Comunicación de Mercadeo de la Universidad Americana.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.