Por: Carlos Arguedas C. 22 mayo, 2015

El jefe de la oficina de Migración en Sixaola, Talamanca, en la frontera con Panamá , fue detenido ayer como sospechoso de realizar cobros ilegales para facilitar la permanencia de extranjeros en el país.

La captura del implicado, de apellido González, la ejecutaron agentes de la Policía Profesional de Migración. En el operativo también fue arrestado otro funcionario de Migración en Sixaola, de apellido Rivera.

Además, se capturó a un exfuncionario de la entidad, de apellido Hernández, y a un particular apellidado Bermúdez, a quienes se les atribuye el reclutamiento de los extranjeros.

Según el informe policial, los implicados ofrecían regularizar la condición migratoria de foráneos en suelo costarricense, cuando se les vencía la visa.

La ley nacional establece que cuando queda sin vigencia la visa, el extranjero debe salir del territorio más de un día, y posteriormente volver a ingresar.

La Dirección General de Migración informó de que los funcionarios insertaban en el sistema de cómputo la salida y el ingreso del país, y ponían en los pasaportes los sellos originales de Costa Rica y sellos falsos de Panamá, sin que el extranjero fuera a la oficina. Por tal gestión cobraban $120 (casi ¢65.000).

Los presos quedaron a la orden del Ministerio Público.