Menor presentaba moretones y señales de aparente estrangulamiento

Por: Patricia Recio, Katherine Chaves R., Hugo Solano C. 16 septiembre, 2016
En el 2015, el Patronato atendió 44.348 casos de menores, cifra que viene en aumento en los últimos cinco años. | FOTOGRAFÍA CON FINES ILUSTRATIVOS..
En el 2015, el Patronato atendió 44.348 casos de menores, cifra que viene en aumento en los últimos cinco años. | FOTOGRAFÍA CON FINES ILUSTRATIVOS..

La Fiscalía de Flagrancia de San Carlos investiga a una mujer de apellidos Salablanca Díaz, sospechosa de agredir a su hija de siete años.

La mujer fue detenida el jueves en la comunidad de Santa Rosa de Pocosol, en San Carlos, pues se le vincula con un delito de abuso de patria potestad.

Según el reporte de la Fuerza Pública, la menor presentaba moretones en distintas partes de su cuerpo, así como señales de aparente estrangulamiento o asfixia.

La niña fue trasladada a la clínica local para realizarle exámenes médicos, que determinarán la gravedad de sus lesiones.

El informe preliminar de la Fiscalía revela que se investiga un aparente maltrato por parte de la madre quien, al parecer, tras una pelea entre la niña y su hermano, le pegó con una faja a la menor.

Una tía de la niña, de apellido Marcia, al parecer observó cuando la madre le pegó, por lo que la llevó al hospital. Tras ser valorada, se confirmó que la lesión que tiene es compatible con el uso de una faja.

De acuerdo con Elizabeth Ballestero, gerente técnica del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), ya se logró determinar que existen antecedentes y que hay situación de riesgo para esa niña y los otros menores que están bajo el cargo de Salablanca.

La información registrada en el Tribunal Supremo de Elecciones revela que la mujer es madre de seis hijos, dos de ellos mayores de 18 años y el resto son menores de 12, 10, 7 y 4 años.

Actualmente la menor de siete años está en el centro médico, mientras el PANI resuelve con quien se quedará la niña y qué se hace con los otros infantes, para así evitar riesgos.

La denuncia que llegó a esta entidad coincide con la de la Fuerza Pública, en el sentido de que una tía encontró a la mamá que, al parecer, intentó asfixiar a su hija.

En el informe preliminar del PANI se indica que otros dos hijos de Salablanca fueron declarados en abandono en 1998.

A la sospechosa se le tomaron los datos y se le citó para continuar con el proceso, por lo que actualmente se encuentra en libertad.

La mujer es oriunda de Cutris, distrito de San Carlos.