Eillyn Jiménez B.. 28 enero
La Fuerza Pública custodió la vivienda en la que se dieron los hechos. Foto: Suministrada por Shirley Vásquez, corresponsal GN
La Fuerza Pública custodió la vivienda en la que se dieron los hechos. Foto: Suministrada por Shirley Vásquez, corresponsal GN

Un ataque a balazos que se registró este lunes por la madrugada en el residencial Montecielos, en La Garita de Alajuela, dejó a dos menores de edad heridas.

En el hecho, reportado a los cuerpos de emergencia a la 1:04 a. m., también resultaron afectados tres adultos, informó la Cruz Roja.

De acuerdo con las autoridades, una familia y dos amigos llegaban a su vivienda a bordo de un vehículo cuando fueron interceptados por al menos dos hombres que dispararon en reiteradas ocasiones.

Ellos venían de Río Celeste, donde habían compartido durante el día.

Producto de los balazos, dirigidos al lado izquierdo del carro, los cruzrojistas atendieron un hombre de apellido Ortiz (conductor) con una herida de arma de fuego en el glúteo derecho, mientras que una mujer, apellidada Amador, recibió un balazo en la pierna derecha.

El compañero sentimental de Amador, de apellido Moreno, presentaba un roce de bala en la cabeza.

Además, se atendieron las dos niñas, una de 11 años con un roce de bala en la cabeza y otra de 9 con dos disparos en el tórax.

Todos los heridos fueron trasladados al Hospital San Rafael de Alajuela; sin embargo, la menor de 9 años fue remitida poco después al Hospital Nacional de Niños (HNN) en condición delicada.

“Efectivamente recibimos a una niña con una herida de bala, cuyo trayecto dejó lesiones en el intestino y la vejiga, producto de eso en la madrugada tuvo que ser llevada a sala de operaciones y en este momento se encuentra en recuperación. Su condición es delicada, pero estable”, mencionó la directora del HNN, Olga Arguedas.

Según el reporte de la Policía Judicial, otro hombre de apellido Jiménez logró salir del carro y resultó ileso.

Wálter Espinoza Espinoza, director del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), manifestó que el móvil del ataque no está claro y que la familia Moreno Amador, dedicada a actividades comerciales, tenía siete meses de vivir en La Garita de Alajuela, ya que antes residían en Pococí, Limón.

“El ataque fue repentino, en el sitio recolectamos una innumerable cantidad de casquillos, más de 20 o 30, de una pisto calibre nueve milímetros”, dijo el jerarca judicial.

De acuerdo con las autoridades, Moreno tenía pasadas por tráfico de droga y portación ilegal de arma de fuego, mientras que Ortiz registraba antecedentes por falsedad ideológica.

Información actualizada a las 5:31 p. m. con más datos del OIJ.