José Andrés Céspedes. 28 octubre
La droga iba escondida debajo de un suelo falso de la vagoneta. Foto: MSP
La droga iba escondida debajo de un suelo falso de la vagoneta. Foto: MSP

Autoridades policiales incautaron 1.000 paquetes de presunta cocaína en una vagoneta que circulaba por las calles de Jacó, en Garabito de Puntarenas, la tarde de este miércoles.

El subdirector general de la Fuerza Pública, Enrique Arguedas, indicó que el decomiso se logró gracias a una información confidencial que brindó una persona de la zona.

El aviso fue que al menos tres vehículos, entre ellos una vagoneta, circulaban en “actitud sospechosa” en la ruta Jacó – San José.

En ese momento, personal de Fuerza Pública, linces y policía municipal mantenían un control de carretera cerca del lugar.

“Después del decomiso de droga que se hizo el día de ayer (martes) en el sector de Orotina, se decidió implementar controles de carretera en esa franja territorial comprendida hasta Jacó”, dijo Arguedas.

Las unidades policiales se enrumbaron a verificar la situación y, al llegar al lugar, ubicaron a dos automóviles y una vagoneta, mismos que transitaban en convoy.

El Ministerio de Seguridad Pública (MSP) señaló que primero se realizó una inspección superficial de los automotores y el transporte de carga pesada.

No obstante, por la actitud sospechosa, se coordinó con la Unidad Canina para determinar si se encontraba algún tipo de droga. Luego de varios minutos, los perros encontraron el cargamento.

Al final, la Fuerza Pública detuvo a los tres conductores de los transportes y custodió la presunta cocaína.

Ataque a policía

Este martes, un oficial fue baleado en sus dos piernas, luego de interceptar un vehículo en el que viajaban dos hombres, quienes en su escape le dispararon en reiteradas ocasiones y dejaron abandonada una carga de droga.

El caso empezó a desarrollarse durante la mañana en la ruta 27, que comunica San José con Caldera, justo dos kilómetros después del peaje de Orotina, Alajuela.

De acuerdo con el MSP, después de impactar al policía, de apellido Díaz, los sospechosos se adentraron en una zona montañosa adyacente a la carretera.