Katherine Chaves R.. 27 noviembre, 2017

Del 2012 al 2017, la Policía revisó 70.400 contenedores en todo el país para detectar si llevaban droga.

La cifra es ínfima si se compara con los depósitos de carga que se mueven al año solo en el puertos de Limón y Moín, en el Caribe costarricense.

Según datos de la Junta de Administración Portuaria y de Desarrollo Económico de la Vertiente Atlántica (Japdeva), cerca de 1,2 millones de contenedores pasan por ambos puertos por año.

Lo anterior demuestra que la Policía tiene una mínima capacidad para detectar drogas. Por ejemplo, si esos 70.400 contededores hubiesen sido inspeccionados en un solo año en Limón y Moín, la cifra es inferior al 6% del total movilizado en ambas terminales portuarias.

Así lo aseguró Gustavo Mata, ministro de Seguridad, en una conferencia de prensa en la que dio detalles de la última incautación de droga en un contenedor, ocurrida este domingo en la terminal de Moín.

Mata indicó que los depósitos solo pueden ser revisados "de forma aleatoria y periódica".

"El envío de droga por contenedores es uno de los mayores envíos o trasiegos que usan los criminales. Lo que hacen es introducir forros en el contenedor y envían cantidades importantes de mercancía", detalló.

Pese a eso, admitió: "No todos los contenedores se revisan, se hace de forma periódica y los grupos criminales aprovechan para jugársela".

Desglose de incautaciones

De los 70.400 contenedores revisados por la Policía en estos cinco años, solo 45 (0,06%) dieron un resultado positivo en cuanto a droga.

Carlos Hidalgo, vocero del MSP, informó de las mayores incautaciones de droga en contenedores ocurrieron en el 2012.

Ese año se detuvieron 18 depósitos contaminados, los cuales tenían, en total, dos toneladas de cocaína.

Mientras que el periodo en el que menos incautaciones se realizaron ocurrió en el 2016, con solo un depósito contaminado. Allí había 472 kilos de cocaína.

Último decomiso

El último decomiso de este tipo ocurrió este domingo en el puerto de Moín. Ahí había un depósito con 173 kilos de cocaína ocultos en dobles forros.

Mata detalló que ese contenedor provenía de Colombia, por lo que están en constantes comunicaciones con las autoridades de dicho país.

De momento, no hay mayor información sobre este caso.