Hugo Solano C.. 5 junio, 2018
El millonario cargamento estaba empacado con plástico que presentaba dos tipos de logotipo. Foto: PCD
El millonario cargamento estaba empacado con plástico que presentaba dos tipos de logotipo. Foto: PCD

Un total de 300 kilos de cocaína fueron descubiertos a bordo de un buque procedente de Colombia que arribó recientemente a Moín, Limón.

La acción estuvo a cargo de oficiales de la Policía Control de Drogas (PCD) del Ministerio de Seguridad Pública, quienes descubrieron la droga en los canales de ventilación de uno de los contenedores del segundo piso de la proa.

El estupefaciente viajaba en el buque MN Cala Palma, de bandera italiana, que salió de puerto Turbo, en el Caribe colombiano.

La cocaína iba empacada en 300 paquetes recubiertos con plástico verde y transparente, además de que contaban con dos tipos de logo, dice un comunicado de prensa del Ministerio de Seguridad.

Se trata de un golpe millonario contra una red, pero no hay personas detenidas.

En nuestro país, cada kilo de cocaína está valorado en $8.000, por lo que el decomiso ronda los $2,4 millones.

Otro barco procedente de Colombia había sido descubierto en agosto del año pasado con 50 kilos de coca.

La droga quedó a la orden de la Fiscalía para su registro y posterior envío a bodegas del Complejo Forense, a la espera de su destrucción.

En otro golpe descubren 60 kilos de coca

En un control de carretera efectuado por los oficiales de la Fuerza Pública de Naranjo en Alajuela se detuvo a dos sujetos que viajaban en un vehículo dentro del cual se trasegaban 60 kilos de cocaína.

El conductor, de apellido Garita, de 37 años, ha sido pasado en dos ocasiones por conducción temeraria y resistencia a la autoridad.

También se dejó en la Fiscalía al acompañante, de 37 años, apellidado Guerrero y sin antecedentes.

Los oficiales de la Fuerza Pública de Alajuela junto a los agentes de la Unidad Canina revisaron el automotor y fue así como dieron con la carga de droga que estaba localizada debajo de los asientos del chofer y del acompañante, informó el Ministerio de Seguridad.

La Fuerza Pública decomisó 60 paquetes color café con el logo de una manzana conteniendo un kilo de cocaína cada uno, droga distribuida en dos caletas independientes, una del lado de Garita y otro de Guerrero.

Asimismo, los oficiales de la Fuerza Pública confiscaron ¢196.000, así como $4.380, y un vehículo.