Eillyn Jiménez B.. 15 octubre

(Video) Casa del narco Manzanita en León XIII fue allanada por la Policía

La lujosa mansión de cinco pisos que un líder narco conocido como Manzanita levantó en León XIII, en Tibás, tenía los permisos de construcción vencidos.

Así lo confirmó este jueves, por medio de su oficina de prensa, la Municipalidad de Tibás, que agregó que la vivienda abarca dos terrenos que sí están en regla con el pago de los tributos municipales.

Dicha residencia fue allanada, el pasado martes, como parte de un operativo para detener al cabecilla de la organización narco, apellidado Cabrera Espinoza, y a 12 de sus cómplices.

La propiedad cuenta con gimnasio, amplias habitaciones, azotea con área social y acabados finos como una puerta de metal grabada con una corona, un signo zodiacal (Sagitario) y las iniciales del dueño.

De acuerdo con un informe del Organismo de Investigacion Judicial (OIJ), la construcción del inmueble tardó nueve meses.

El ayuntamiento tibaseño declinó dar detalles, por ejemplo, sobre los controles realizados a la obra, pues alegó que el caso está en la vía judicial y que se está elaborando un informe para la Fiscalía

"Ya se está realizado la investigación interna para presentar un informe ante la Fiscalía y las autoridades correspondientes, con quienes sí hemos estado en contacto.

“Con respecto a las demás consultas no podríamos brindarle mayor detalle, ya que no estamos autorizados al estar el tema en investigación”, explicó la institución.

Las investigaciones policiales relacionadas con esta banda permitieron establecer que Cabrera, de 34 años, y sus cómplices inscribían sus propiedades a nombre de terceros.

Precisamente, el lujoso inmueble no aparece a nombre del líder narco y se desconoce a quién pertenece el terreno, ya que fue uno de los datos que se abstuvo de brindar el municipio.

No obstante, la Policía Judicial confirmó que Manzanita vivía ahí.

El día del allanamiento de la mansión, la Fiscalía Adjunta contra el Narcotráfico y Delitos Conexos aseguró que los bienes muebles e inmuebles de alto valor obtenidos por la agrupación eran registrados a nombre de otras personas.

“En apariencia, con el dinero obtenido del tráfico de drogas se cree que la banda también se dedicó a legitimar capitales, ya que, al parecer, compraban bienes muebles e inmuebles de alto valor económico y los ponían a nombre de terceras personas”, precisó la institución.

La mansión de Manzanita tiene cinco pisos y diferentes amenidades, como una azotea al aire libre con jacuzzi. Foto: Cortesía OIJ
La mansión de Manzanita tiene cinco pisos y diferentes amenidades, como una azotea al aire libre con jacuzzi. Foto: Cortesía OIJ
El cuarto principal cuenta con un jacuzzi y con vista a las montañas de San José. Foto: Cortesía OIJ
El cuarto principal cuenta con un jacuzzi y con vista a las montañas de San José. Foto: Cortesía OIJ
La azotea de la mansión tiene un jacuzzi, sillones y mesas. Foto: Cortesía OIJ
La azotea de la mansión tiene un jacuzzi, sillones y mesas. Foto: Cortesía OIJ
Audiencia en proceso

Posterior a la captura, los sospechosos fueron indagados en el Ministerio Público y, este jueves, seguía en desarrollo la audiencia de solicitud de medidas cautelares.

Entre las personas aprehendidas en 14 allanamientos por formar parte del grupo liderado por alias Manzanita, hay varios que eran familia, según el detalle brindado por la Fiscalía.

Una mujer de apellidos Quirós Umaña y sus dos hijos, apellidados Mayorga Quirós, eran parte de los miembros del grupo.

Además, hay dos hermanos de apellidos Calderón Cartín; una mujer apellidada Aguilar Hernández, así como seis sujetos de apellidos Murillo Rodríguez, Rosales Obregón, Vargas Cartín, Camacho Meléndez, Flores Blandón y Rosales.

Wálter Espinoza Espinoza, director del OIJ, aseveró que Cabrera creció y se desarrolló en la ciudadela León XIII y que eso le permitió crear una “enorme vinculación vecinal de camaradería y amistad” en la zona.

Indicó que esta situación le permitió desarrollar nexos fuertes con las personas que forman parte de su grupo criminal.

El jefe judicial destacó que, como parte de su modo de operar, la banda tenía un sistema de ordenación interna muy estricto, así como reglas de conducta para con su miembros.

A ellos se les exigía, por ejemplo, mantenerse al margen de conflictos de orden legal y evitar generar situaciones que propiciaran una presencia policial en la comunidad.

También era indispensable tener un comportamiento “adecuado y aceptable”, de lo contrario no podían seguir trabajando con la organización.

Desde las plantas superiores se puede ver el gimnasio que Manzanita instaló en la primera planta. Foto: Cortesía OIJ
Desde las plantas superiores se puede ver el gimnasio que Manzanita instaló en la primera planta. Foto: Cortesía OIJ
El cuarto principal tiene una puerta de metal grabada con una corona, la figura del signo zodiacal de sagitario y las iniciales del nombre y primer apellido de Manzanita. Foto: Cortesía OIJ
El cuarto principal tiene una puerta de metal grabada con una corona, la figura del signo zodiacal de sagitario y las iniciales del nombre y primer apellido de Manzanita. Foto: Cortesía OIJ
La casa fue construida en nueve meses, informó la Policía Judicial. Foto: Cortesía del OIJ
La casa fue construida en nueve meses, informó la Policía Judicial. Foto: Cortesía del OIJ