Narcotráfico

Carga de cocaína llegó a puerto Limón en contenedor con estañones de miel

Destino final del cargamento era Bélgica

Narcotraficantes camuflaron 240 paquetes de cocaína en un contenedor que llevaba estañones con miel hacia Bélgica, en el Viejo Continente.

Según datos divulgados por la Policía de Control de Drogas (PCD), la carga salió del puerto de Colón, en el Caribe de Panamá e hizo escala en la Terminal de Contenedores de Moín, en Limón, donde fue descubierta por las autoridades este domingo.

En una revisión del depósito de almacenaje, los policías encontraron siete maletines con cocaína, estimada en unos 240 kilogramos.

“El origen, el destino y el estado del marchamo son indicadores que nos permiten realizar las revisiones, en este caso valoramos el perfil y encontramos la droga”, mencionó el ministro de Seguridad, Michael Soto Rojas.

El precio del estupefaciente se dispara según la distancia que deba recorrer, desde las zonas productoras en Suramérica hacia Norteamérica, Europa o Asia. En Costa Rica, un kilo de esta sustancia oscila entre $6.500 y $7.000.

Soto sostiene que, en estos casos, el importador del producto legal no es consciente de que delincuentes camuflan la droga en sus contenedores.

"Normalmente los propietarios del producto no tienen nada que ver con el cargamento, porque cuando el producto está en tránsito o en un muelle alguien lo abre y deposita la droga.

“Además, antes de llegar a la persona que hace la importación, la droga es sacada y la miel llega bien”, explicó el jerarca.

El ministro de Seguridad destacó el efectivo trabajo de las autoridades ticas y panameñas, para detectar este tipo de trasiegos.

En otra intervención, las autoridades localizaron este domingo, a las 4 a. m., una embarcación con bandera tica a 52 millas de Flamingo, en Santa Cruz, Guanacaste.

Pese a la resistencia de los navegantes, el barco fue escoltado hasta el puerto, donde la Policía encontró 531 paquetes de cocaína, de un kilo cada uno, aproximadamente.

El jerarca contó que tuvieron que conseguir un estañón con 54 galones de diésel para poder trasladar la embarcación al puerto y proceder con la revisión exhaustiva.

Por este caso hay ocho hombres detenidos, entre ellos cinco costarricenses y tres ecuatorianos.

Soto explicó que la droga estaba oculta en un compartimento de la zona en la que la tripulación dormía, donde también se divisaron los tres extranjeros, y un arma calibre nueve milímetros con 43 municiones.

Añadió que se presume que la embarcación se dirigía al norte del continente, pero que desconocen su destino final.

Al explicar los motivos por los cuales se registra un incremento en los decomisos de esta droga, Soto detalló que pueden conjugarse varios elementos, entre ellos, una sobreproducción del narcótico al sur del continente y un cambio en la erradicación de las plantaciones.

Sobre esto último, en el pasado, las plantas se destruían con fumigación aérea y ahora el proceso es manual, lo que permite a los narcotraficantes seguir explotando el recurso.

A finales de la semana pasada también fue aprehendido un mexicano de apellidos García Toledo, quien fue localizado en Salitral de Bagaces, Guanacaste, muy cerca de una avioneta con 391 kilos de cocaína.

Se presume que el hombre pretendía salir de Costa Rica en una Cessna 206 con la carga, pero el sobrepeso impidió el despegue de una pista clandestina en esa comunidad.

Los fuertes vientos de Guanacaste también habrían complicado el viaje de la aeronave, con matrícula falsa, que al parecer iba hacia el norte del continente. Su presencia fue alertada al país por radares internacionales ubicados en Miami, Estados Unidos.

A García, el Juzgado Penal de Liberia le impuso tres meses de prisión preventiva mientras avanza la pesquisa. Las autoridades suponen que hay más personas en fuga por este caso, pero su ubicación se desconoce.

Información actualizada a las 5:29 p. m. con más datos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.