Sucesos

‘Me iban a pagar ¢85.000, pero yo no acepté’

A sus 78 años, Raúl Jara Umaña asegura que no ha recibido “un solo cinco” de indemnización por el daño que le causó el químico Nemagón cuando fue trabajador de fincas bananeras hace cuatro décadas.

Jara, vecino de Pococí de Limón, fue una de las 148 personas que denunció a Susana Chaves Sell ante el Colegio de Abogados en un proceso que culminó con una suspensión de 45 años contra la profesional en Derecho.

El denunciante aseguró que el Nemagón le ocasionó disfunción eréctil.

“El 1997, según ella (Chaves), habían hecho un arreglo con las compañías (químicas y bananeras) y yo tenía derecho a ¢85.000, pero no acepté. En el 2007, me volvió a llamar, me dijo que tenía un cheque por $258 y decidí denunciarla en el Colegio de Abogados”, expresó.

A Jara, el monto de la indemnización que le ofrecieron le pareció muy bajo. “Le dije a Susana que, a pesar de ser una persona mayor, yo no necesitaba limosnas”, añadió.

El extrabajador bananero considera que los abogados que intervinieron en el proceso en Costa Rica y en Estados Unidos, entre ellos Chaves, se dejaron parte del dinero que les correspondía a los afectados.

Jara afirmó que trabajó en fincas bananeras en el valle de La Estrella y Pococí. Antes de ser afectado por el Nemagón, logró engendrar cuatro hijos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.