Katherine Chaves R.. Hace 3 días
La mujer tuvo que ser llevada al hospital San Juan de Dios, donde falleció. Foto: Albert Marín
La mujer tuvo que ser llevada al hospital San Juan de Dios, donde falleció. Foto: Albert Marín

Desde que trascendió la muerte de Hilary de Los Ángeles Soto Núñez, de 25 años, su pareja sentimental se convirtió en el principal sospechoso, porque estaban solos en la vivienda cuando ella fue baleada en el tórax.

Él, de 26 años, alegó a las autoridades que estaba limpiando su arma y que esta se disparó de manera accidental.

Pese a su versión, la Fiscalía confirmó que el sujeto, de apellidos Badilla Ruiz, es investigado por el delito de feminicidio en perjuicio de su pareja sentimental, ocurrido el sábado por la noche en Pavas, San José.

De hecho, después de la audiencia de solicitud de medidas cautelares, el Juzgado Penal de la zona impuso tres meses de prisión preventiva en contra del joven.

El caso se tramita bajo el expediente 19-035397-042-PE.

Debido a que la causa se encuentra en una fase que es privada, la Fiscalía indicó que no es posible brindar mayor información.

Caso confuso

La muerte de Soto es confusa. De momento, lo único que trascendió es que ella fue herida en el tórax, por lo que tuvo que ser trasladada al Hospital San Juan de Dios, en San José.

Después de esfuerzos médicos, ella falleció.

Inmediatamente, la investigación se volcó hacia su pareja sentimental, quien alegó que se trató todo de un accidente.

No obstante, en Pavas, testigos que prefirieron mantener el anonimato por seguridad, aseveraron que el hecho no fue accidental, pero serán los investigadores judiciales los que determinen con exactitud lo ocurrido.

De confirmar que se trate de un hecho doloso, este caso se convertiría en el feminicidio número 13 de este 2019, lo cual equivale a uno cada 25,6 días.

El crimen más reciente ocurrió el pasado 27 de noviembre, cuando Natalia Mora Padilla, de 36 años, fue degollada en Guácimo de Limón. El principal sospechoso es un guarda de seguridad de apellidos Campos Martínez, quien mantuvo una relación sentimental con la víctima.