Hugo Solano C., Reiner Montero, corresponsal. 31 mayo
En el segundo punto allanado por la Fiscalía y agentes del OIJ se decomisó una computadora y el expediente de la ofendida. Foto: Reiner Montero.
En el segundo punto allanado por la Fiscalía y agentes del OIJ se decomisó una computadora y el expediente de la ofendida. Foto: Reiner Montero.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) de Pococí allanaron la mañana de este viernes una clínica de estética en Cariari de Pococí, luego de que una mujer denunció por mala praxis a un médico que le realizó una cirugía plástica.

La mujer, de apellido Quesada, es una maestra de 56 años, vecina de Guápiles. Ella presentó la denuncia luego de recibir el tratamiento estético que consistió en tres cirugías, las cuales le produjeron complicaciones en su salud.

Los hechos ocurrieron a partir del 23 de enero anterior, luego de que la mujer solicitara información de un procedimiento para mejorar sus párpados.

Según datos de la Fiscalía, el 26 de enero el imputado, de apellidos Sánchez Gaitán, habría intervenido quirúrgicamente a la docente; sin embargo, producto de esa cirugía, ella sufrió de secreciones, malestares y sangrado.

Posteriormente, entre el 11 y 13 de febrero, se cree que el médico le retiró los hilos a la ofendida y volvió a suturarla.

No obstante, los dolores y secreciones continuaron, por lo que, al parecer, el imputado le devolvió el dinero a la ofendida y sacó una cita con una especialista, para que atendiera a la víctima.

A raíz de las lesiones, la mujer requiere reconstrucción de ambos párpados para recuperar simetría, pues el ojo derecho tiene el párpado caído y le quedaron varias cicatrices en el pómulo y otras partes del rostro.

La Fiscalía dirigió el allanamiento en el que los agentes del OIJ de Guápiles llegaron, en primera instancia, a la clínica de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) en Cariari.

Allí el médico labora de manera ocasional, cuando alguno de los titulares está de vacaciones o incapacitado, pero Sánchez estaba en su día libre.

De inmediato se trasladaron a la clínica particular que esta 200 metros al oeste, donde el médico se desempeña en otra parte de su tiempo, pero tampoco estaba.

Ante esa situación, las autoridades le indicaron, vía telefónica, que se presentara al sitio, pero como prefirió no llegar, se procedió a allanar su oficina donde se decomisó su computadora y el expediente de la ofendida.

Al galeno, de 30 años, se le dejó un citatorio en la Fiscalía, para que realice su descargo en relación con el hecho que se investiga.

El hombre figura como sospechoso de un presunto delito de lesiones culposas en la modalidad de mala praxis, caso que se tramita en el expediente 19-001293-0485-PE.

La oficina de prensa del CCSS indicó que Sánchez no tiene plaza designada en la clínica de Cariari, donde únicamente funge como médico de sustitución desde el 2014.

Aunque el imputado está inscrito ante el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, al parecer no tiene la especialidad para realizar cirugías estéticas, asunto que el Ministerio Público investiga.

En la clínica privada donde labora el médico se anuncian procedimientos como bichectomía (extracción de grasa en las mejillas), peeling facial (remoción de manchas) relleno con Ácido Hialurónico (inyectable para eliminar arrugas y líneas de expresión) y perfilado facial, entre otros.

En esa clínica también se ofrecen servicios de odontología, tratamiento de osteoporosis y otras especialidades médicas.

Solo en tres meses del año pasado la Fiscalía atendió cinco denuncias por mala práxis en cirugías estéticas.