Katherine Chaves R.. 12 junio
Hombre esperaba a que todos estuvieran dormidos para atacar sexualmente a la menor. Fotografia: Marcela Bertozzi.
Hombre esperaba a que todos estuvieran dormidos para atacar sexualmente a la menor. Fotografia: Marcela Bertozzi.

Un papá aprovechó el régimen de visitas para poder violar 15 veces a su hija de tan solo 11 años de edad.

Por esos hechos, el hombre, identificado como Jairo Paisano Rugama, fue condenado a 108 años de prisión por el Tribunal Penal de Heredia.

Esa pena fue readecuada a 50 años de cárcel debido a que ese es el máximo permitido por la legislación costarricense.

Según la Fiscalía, los ataques sexuales ocurrieron entre el 18 de agosto del 2018 y marzo del 2019 en la casa del sujeto, ubicada en Heredia.

Para ese momento, los padres de la víctima estaban separados, por lo que era la niña y sus hermanos, quienes visitaban al hombre y se quedaban varios días en su vivienda.

Al parecer, el sujeto aprovechaba que los otros hijos estaban dormidos para abusar sexualmente o violar a la niña. El mismo método lo utilizó en 15 ocasiones.

En setiembre del año pasado, la niña le contó a su mamá lo que el papá le estaba haciendo cuando lo visitaba.

La mujer acudió de inmediato a la Fiscalía a interponer la denuncia, la cual fue tramitada bajo el expediente 19-002774-0369-PE.

Mientras la sentencia queda en firme, el imputado permanecerá en prisión preventiva, apuntó la Fiscalía.

Niña cuenta a abuela que padrastro la violó

Otro hombre fue condenado a 20 años de cárcel luego de que lo hallaran culpable tanto de violar como abusar a su hijastra, de ocho años.

La sentencia la dictó este jueves el Tribunal Penal de Grecia en contra de Gilberto Hernández Cerdas, a quien lo condenaron por un delito de violación y dos de abusos sexuales.

Trascendió que los ataques ocurrieron entre finales del 2018 y el primer semestre del 2019 en la casa que compartían, en San Antonio de Naranjo, Alajuela.

Cuando Hernández estaba a solas con la niña, la abusaba y, según comprobó la Fiscalía, también la violó.

Tras la última agresión sexual, la niña le contó a su abuela lo que ocurrió, quien denunció inmediatamente al sujeto.

Hernández permanecerá en prisión mientras la sentencia adquiere firmeza.

En otro caso dado a conocer esta semana, otro hombre, identificado como Juan Carlos Cordero Mora, fue sentenciado a 15 años de cárcel por abusar de su hija, cuando ella tenía 8 años.

El caso se conoció cuando la menor le relató a la psicóloga de un Ebáis las vejaciones que estaba sufriendo.

Los hechos ocurrieron entre el 2012 y 2013 en el Valle La Estrella, Limón.