Judiciales

OIJ detiene a dueños de MECO y H Solís

Tribunal Penal de Hacienda declaró ineficacia de fianza impuesta en favor de sospechosos de Caso Cochinilla y ordenó encarcelarlos

Pocas horas después de que el Tribunal Penal de Hacienda les anulara la fianza y les impusiera cuatro meses de prisión preventiva, los empresarios Mélida Solís y Carlos Cerdas, dueños de las constructoras H Solís y MECO, fueron detenidos por la Policía Judicial

La resolución del Tribunal fue dada a conocer a las 8 a. m. de este lunes e, inmediatamente después, el Juzgado Penal de Hacienda giró órdenes de captura en contra de Solís y Cerdas.

Ambos figuran entre los sospechosos en una investigación sobre supuestos actos de corrupcion con contratos públicos de obras viales, conocida como Caso Cochinilla.

El primero en ser arrestado fue Cerdas. Él fue ubicado a eso de las 9:20 a. m. de este lunes en Escazú, cuando se encontraba en las cercanías del centro comercial Multiplaza, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Por su parte, Solís fue detenida en la entrada de los Tribunales de Goicoechea, cuando ella llegó a presentarse a ese despacho.

Ambos empresarios fueron trasladados a celdas judiciales del OIJ, donde esperarán a que el Ministerio de Justicia los coloque en algún centro penal.

Regreso a prisión

Esta no es la primera vez que los sospechosos ingresan a los espacios carcelarios de la Policía Judicial. Ellos estuvieron allí luego de ser detenidos, junto con otras 28 personas, en un megaoperativo realizado el pasado 14 de junio.

Allí, debieron esperar hasta el 26 de junio, día en el que la jueza Carolina Lizano dio a conocer su veredicto con relación a la audiencia de solicitud de medidas cautelares.

Pese a que la Fiscalía pedía un año contra Cerdas, Solís y otros once implicados, la juzgadora se inclinó por imponer fianzas millonarios para los empresarios.

Ella ordenó pagar $3 millones a Solís y $5 millones a Cerdas. En el tanto cancelaran la caución real, debían permanecer en prisión preventiva.

Siguiendo el proceso correspondiente, la Sección de Cárceles comunicó a Adaptación Social de Justicia que esas dos personas tenían su situción jurídica definida para que se les habilitara un espacio en el sistema carcelario.

Debido a los constantes problemas por hacinamiento que hay en los centros penales masculinos, Cerdas permaneció hasta el pago de la fianza en celdas judiciales, ya que, en algunos casos, Justicia tarda hasta un mes en ubicar a los detenidos dentro del sistema penitenciario.

La situación para Mélida Solís fue muy diferente, ya que, como la cárcel Vilma Curling, en Desamparados, no tiene sobrepoblación, Justicia recibe inmediatamente a las presas con orden de cumplir prisión preventiva o alguna condena.

Por ello, la empresaria fue trasladada tan solo un día después a ese centro penal exclusivo para mujeres, donde permaneció recluida hasta el 30 de junio, cuando pagó la caución real.

No obstante, a raíz de esta nueva orden del Tribunal Penal de Hacienda, la fianza queda sin efecto y, por ello, Cerdas como Solís fueron detenidos nuevamente para el cumplimiento de la prisión preventiva.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.